«DÁDLES DE COMER» en tiempos de COVID-19

HISOPADOS, ANTICUERPOS, TRAZABILIDAD, AISLAMIENTO
28 julio, 2020
HOSTILIDAD HACIA LA CIENCIA Y LA MEDICINA
4 agosto, 2020

 

“Y cuando fue la tarde del día, se llegaron a él (Jesús) sus discípulos, diciendo: El lugar es desierto, y el tiempo es ya pasado, despide la gente, para que vayan por las aldeas, y compren para sí de comer.  Y Jesús les dijo: No tienen necesidad de irse: Dádles vosotros de comer”.  San Mateo 14 (15,16).

 

 

En cualquier lugar, a cualquier persona el SARS-COV-2 infecta, enferma y mata.  Sin embargo, no se necesita ser un experto ni un sabio, sino ser una persona observadora de mediana inteligencia y sensibilidad, para reconocer que hay otras personas, también merecedoras y dignas de respeto y cuidado como nosotros, a quienes no les llega agua potable, a quienes recomendarles 2m de distancia física es una burla, y a quienes prohibirles salir para buscar alimento es una bofetada.  El hambre mata.  Allí, en proveerles alimento, debe volcarse la ayuda obligante del Estado panameño y el esfuerzo de la empresa privada.  “No tienen necesidad de irse: dadles vosotros de comer”.

 

Si necesitamos 14 días para conocer el resultado de medidas tomadas frente al ciego ataque de este virus, es necesario que el Estado alimente -por lo menos por 3 meses- a esas poblaciones más abandonadas por la disparidad y la inequidad social y política, y que ponen enfermos y muertos, de forma despiadada, en esta pandemia.  A ellos hay que darles el pan.

 

Confío en que no sea el miedo ni la desinformación o negligencia lo que sume o reste ciudadanos en el cumplimiento de normas que son las únicas, hasta ahora, para recuperar la movilidad y para recuperar la libertad que hemos postergado.

 

No es redundante señalar que medidas farmacológicas no han probado ser cura del COVID-19 y, solo como parte del manejo intrahospitalario del paciente, el uso de corticoides y anticoagulantes, con las medidas de apoyo a la falla respiratoria, al trastorno inflamatorio severo que traba múltiples sistemas, y el soporte hemodinámico del paciente muy enfermo son los instrumentos con los que se cuenta todavía y mientras la capacidad de estructuras y de personal médico no sea rebasada por el número de enfermos, lugar donde ya la pesadilla se asoma inmisericordemente.

 

Tampoco tenemos una vacuna contra el SARS-CoV-2 pero con probada evidencia se puede decir que el distanciamiento físico de al menos 2m, el uso de máscara facial y el lavado frecuente por 20 segundos de las manos se constituyen en la vacuna que disponemos para insistir en ello, no solo a la población sino al gobierno nacional.  2/8/2020

 

Pedro Vargas
Pedro Vargas
El Dr. Vargas tiene como pasatiempos muy entrañables la lectura y la fotografía. La lectura de biografías, cuento, ensayo, historia y bioética, tema este último que lo lleva a tener una sección en Pediátrica de Panamá, la revista científica de la Sociedad Panameña de Pediatría. El paisaje urbano, el retrato, la Naturaleza son sus temas favoritos. La fotografía es un instrumento para ver la vida, su interés primordial, como dijera Henri Cartier Bresson alguna vez: “La fotografía no es nada, es la vida lo que me interesa a mí.”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.