¿HIDROXICLOROQUINA E IVERMECTINA EN COVID PEDIÁTRICO?

CRISIS DE REPLICACIÓN
20 diciembre, 2020
¿QUÉ SE ESPERA DE LA VACUNACIÓN?
27 diciembre, 2020

 

El riesgo para los niños de adquirir la infección por el SARS-CoV-2 es significativo en la medida que la transmisión comunitaria no esté controlada y, el riesgo de potenciar problemas por manejo inapropiado del paciente infectado o enfermo, no necesita ser enfatizado.  Mucho menos frente a la equivocada tendencia de tratar a niños “como pequeños adultos” y, extrapolar tratamientos para COVID-19 no probados -divulgados y promocionados amplia y libremente, incluso por nuestras autoridades médicas.

 

Tengo que volver a señalar, en base a lo que conocemos hasta ahora, una serie de premisas:

 

  • los niños parecen ser menos susceptibles a enfermar con la infección por SARS-CoV-2, pero enferman
  • los niños que enferman suelen sufrir formas leves, pero pueden tener seria enfermedad
  • los niños con COVID-19 se manejan de forma diferente a la forma como se manejan los adultos

 

 

Una revisión de la experiencia de 17 departamentos de urgencias pediátricas italianos[1] revela importante información:

 

  • la presentación muy variable de COVID-19 en los niños es un reto diagnóstico que requiere sospecha clínica y prudencia
  • en este grupo de 170 niños, síntomas notables fueron infrecuentes
  • en el grupo pediátrico, la presentación clínica de COVID-19 puede ser, aunque rara vez, seria y que pone a riesgo de muerte al niño
  • la historia clínica, en lugar de estudios radiográficos, pueden ser más valiosos para predecir las necesidades de recursos de los niños
  • los pacientes pediátricos en su mayoría, no requieren de una batería de exámenes hematológicos, químicos, serológicos o de pruebas de coagulación
  • la presentación clínica en los niños del Síndrome Inflamatorio Multisistémico (SIM-P) suele ser tardía y, aunque rara, debe ser reconocida prontamente por la seriedad que reviste
  • el grupo italiano revela cifras más altas de COVID-19 en niños menores de 1 año, comparados con los informados por los estudios en China[2],[3],[4] por la población más amplia de estos estudios con pacientes ≥ 10 años
  • el estudio italiano revela que > 50% de los casos en niños se dieron fuera de la burbuja familiar, quizás porque el confinamiento ocurrió tardíamente en Italia
  • los niños del estudio italiano se clasificaron mayoritariamente como asintomáticos o con enfermedad leve a moderada
  • se llama la atención que el hecho de que la enfermedad sea leve no debe desviar la atención de que los niños representan una fuente importante de transmisión viral y amplificación
  • estudios de los pulmones por tomografía computarizada fueron muy pocos y ello no agravó el resultado del manejo
  • los estudios radiográficos se dejaron a la discreción del clínico, como usualmente ocurre en Italia, lo que contrasta con los estudios en China, donde los estudios de imágenes del tórax y pulmones se hicieron frecuentemente y quizás contribuyeron solamente a una mayor clasificación, en la experiencia china, de “casos moderados”
  • para el grupo de investigadores italianos, el uso rutinario de tomografía torácica en los chinos con COVID-19 aumenta los riesgos de radiación, la utilización de recursos escasos y el riesgo de contagio de otros trabajadores de la salud, sin lograrse un beneficio del niño
  • con una población grande de asintomáticos o casos leves, el uso de radiografías y tomografías no califican como buena práctica médica
  • el uso de la ultrasonografía pulmonar al lado de la cama (POCUS: Point of Care Ultrasound) es una mejor alternativa, pero esto requiere de expertos en ultrasonografía en los cuartos de urgencia

 

 

Mundeep K. Kainth y sus colaboradores[5], por su lado publican su experiencia con datos demográficos, clínicos, curso hospitalario y severidad de la infección por el SARS-CoV-2 en niños hospitalizados y con énfasis en niños saludables y niños con enfermedad de su sistema inmune y/o crónicamente enfermos.  Es un estudio retrospectivo de un solo hospital y pacientes menores de 22 años de edad. La edad promedio de esta población fue de 10.3 años, con 48% de ellos mayores de 12 años de edad y 29% menores de 60 días de nacimiento.  Fiebre la presentó un 86% de estos pacientes pediátricos, síntomas del tracto respiratorio bajo un 60% y síntomas gastrointestinales, un 62%.  En otras palabras, en esta experiencia con COVID-19 en pacientes pediátricos, la mayor parte de ellos tenían o menos de 60 días o más de 12 años de edad; y la evolución hospitalaria no fue peor en aquellos con enfermedad del sistema inmune.

 

Entonces, aparece la pregunta necesaria y la respuesta contundente.  ¿Los pacientes en edad pediátrica necesitan o tienen tratamiento específico para el COVID-19?  La respuesta contundente es ¡NO! El manejo de todo paciente ambulatorio y hospitalizado con COVID-19, hasta ahora, es sintomático, como lo dicta la presentación clínica de su enfermedad.  ¿Los pacientes en edad pediátrica necesitan o tienen que hacerse exámenes de la sangre o radiografías por el solo hecho de que están positivos para la infección por el virus SARS-CoV-2?  La respuesta contundente es ¡NO!  

 

La decisión clínica del pediatra responde a su criterio y a los beneficios que le darán, para el manejo del niño, cualquier evaluación de laboratorios, además de la historia clínica y del examen físico y neurológico del enfermo.  COVID-19 en los niños se trata por pediatra, como otra enfermedad viral, por sus síntomas y molestias, bajo la observación estricta de su evolución, con agudo sentido de sospecha por complicaciones o presentaciones no usuales y sin solicitar estudios costosos o “rutinarios”, para hacer creer que se es cuidadoso y profesional.

 

En los niños es frecuente dar “tratamientos” con medicamentos no probados en ellos y con dosis “pequeñas”, arbitrarias e imprudentes.  Para ser claros: la hidroxicloroquina[6],[7], la ivermectina[8],[9], el dióxido de cloro y el zithromax profiláctico no tienen ningún lugar en el manejo ambulatorio del niño con COVID-19 o con una prueba de hisopado nasofaríngeo por RT-PCR-SARS-CoV-2 positiva.  Tampoco está indicado darles interferón o remdesivir[10].  27/12/2020

 

 

[1] Parri N, Lenge M, Cantoni B et al: COVID-19 in 17 Italian Pediatric Emergency Departments. Pediatrics 146(6): e20201235, December 2020

[2] Dong Y, Mo X, u Y et al: Epidemiology of COVID-19 among children in China. Pediatrics. 2020; 145(6): e20200702

[3] Lu X, Zhang L, Du H, et al Chinese Pediatric Novel Coronavirus Study Team. SARS-CoV-2 infection in children. NEJM 2020;382(17):1663-1665

[4] Qiu H, Wu J, Hong L, et al: Clinical and epidemiological features of 36 children with coronavirus disease 2019 (COVID-19) in Zhejiang, China: an observational cohort study. Lancet Infect Dis 2020; 20(6): 689-696

[5] Kainth MK, Goenka PK, Williamson KA et al: Early Experience of COVID-19 in a US Children’s Hospital

[6] Self WH, Semler MW, Leither LM, et al: JAMA 2020 Nov 9: e2022240. Doi: 10.1001/jama.2020.22240.

[7] NIH Research Matter: Hydroxychloroquine doesn’t benefit hospitalized COVID-19 patients. Nov 24, 2020

[8] Chaccour C, Hammann F, Ramón-García S & Rabinovich R: Ivermectin and COVID-19: Keeping Rigor in Times of Urgency (Editorial). Am J Trop Med Hyg. 2020. 102(6):1156-1157

[9] Caly L, Druce J, Catton M et al:The FDA-approved Drug Ivermectin inhibits the replication of SARS-CoV-2 in vitro. Antiviral Res 2020. 178, June 2020, 104787

[10] WHO Solidarity Trial Consortium: Repurposed Antiviral Drugs for Covid-19 – Interim WHO Solidarity Trial Results. NEJM December 2, 2020. DOI: 10.1056/NEJMoa2023184

Pedro Vargas
Pedro Vargas
El Dr. Vargas tiene como pasatiempos muy entrañables la lectura y la fotografía. La lectura de biografías, cuento, ensayo, historia y bioética, tema este último que lo lleva a tener una sección en Pediátrica de Panamá, la revista científica de la Sociedad Panameña de Pediatría. El paisaje urbano, el retrato, la Naturaleza son sus temas favoritos. La fotografía es un instrumento para ver la vida, su interés primordial, como dijera Henri Cartier Bresson alguna vez: “La fotografía no es nada, es la vida lo que me interesa a mí.”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.