los puntos sobre las íes

Bebidas energizantes
9 agosto, 2017
Salud enferma
12 agosto, 2017

 

Terapia de música para el autismo: canto de sirenas.

Terapia de música o músico-terapia no parece que mejore los síntomas de autismo en niños pequeños[1].

Algo más de 350 niños con síntomas del espectro autista y entre 4 y7 años de edad fueron distribuidos al azar para recibir cuidado estandarizado mejorado con 3 sesiones de consejos a los padres, ya fuera como la única modalidad de tratamiento o acompañado, además, de músicoterapia. Por 5 meses, los niños recibían semanalmente 1 o 3 sesiones de terapia.

El puntaje social afectivo consistente con la severidad de los síntomas de ambos grupos mejoró pero no hubo diferencias entre los grupos. La mayor parte de los otras finalidades evaluadas no fue favorable en el grupo expuesto a la música como terapia.

“Estos hallazgos no apoyan el uso de terapia improvisada de música para reducir los síntomas en niños con autismo”, fue la conclusión de los autores.

 

 

Sarampión y otras ofertas de los anti-vacunas: crimen organizado.

      Las epidemias de sarampión –con enfermedad, pérdida de clases y horas laborables, y muerte- en Europa como en California, Minnesota y muy pronto en Texas y Florida, ocurren por los grupos anti-vacunas, en un desplante criminal de ignorancia, falta de solidaridad e irresponsabilidad social, pero con una gran capacidad de recurrir a un sensible argumento: la libertad por optar. Cuando la libertad por optar lleva a enfermedad, empobrecimiento y muerte, se ha constituido en un instrumento de destrucción masiva y debe ser confrontado con fuerza y decisión. El bienestar común nunca está atrás de la complacencia individual.

En Texas, por ejemplo, ya se cuentan arriba de 50,000 niños de las escuelas públicas, que no han recibido las vacunas regulares[2]. Ocurre que esta población es precisamente una donde las graves consecuencias de la inequidad concentran instrumentos que mutilan el derecho de escoger, la libertad para ejercer su ciudadanía y donde se oscurece la dignidad humana.

Hora aún no tardía, para que las autoridades del Minsa castiguen estas campañas anti-vacunas, una forma de promoción engañosa de un estilo de vida que coquetea con la muerte de nuestros hijos y los propios.

 

 

Cuando la investigación se muda a países “sin reglas”: una forma de evasión, como en un paraíso fiscal

No es nada nuevo que pacientes, investigadores y empresarios busquen en países sin regulación ni control formas terapéuticas para sus males, para consolidar la oferta de terapias no probadas y experimentales y para hacer negocios. Algo que no se diferencia mayormente de como evaden pagar impuestos en sus países, quienes trasladan sus riquezas y propiedades a paraísos fiscales.

Es claro que esta forma de “turismo médico” solo aplica al enfermo que busca terapias curativas, no para los investigadores ni para los empresarios. Para los investigadores y para los empresarios se constituye, en una mayoría incómoda de las veces, en un asunto ético que optan por desconocer, amparados por la falta de regulación de los países donde se mudan y aduciendo “argumentum ad novitatem”, la atracción de lo nuevo[3].

Si bien es cierto que la rigidez o el rigor exigido a la investigación médica en ciertos países como los EEUU es un freno a la velocidad que se le quiere imprimir a la investigación, también constituye estos frenos, un elemento incuestionable de protección al ser humano, sujeto y objeto de la investigación.

El paso a tomar en regiones como la nuestra es abrirnos a la colaboración en la investigación apoyándonos en organizaciones serias que ya han andado el camino y compartiendo las expectativas de los pacientes para elaborar protocolos de investigación responsables que protejan al paciente de costosos engaños, como son la oferta de curas con tratamientos no probados o noveles o sin probada evidencia publicada, y sin siquiera la revelación de su proceso científico, que debe garantizar la seguridad del paciente, entre muchas otros requerimientos.

[1] NEJM Journal Watch, 9/08/2017

[2] Center for Medical Ethics and Health Policy. Communicable diseases, Dr. Peter Hotez, July 28, 2017

[3] Alta Charo R: On the Road (to a Cure?) – Stem Cell Tourism and Lessons for Gene Editing. NEJM 2016;374:901-903

Pedro Vargas
Pedro Vargas
El Dr. Vargas tiene como pasatiempos muy entrañables la lectura y la fotografía. La lectura de biografías, cuento, ensayo, historia y bioética, tema este último que lo lleva a tener una sección en Pediátrica de Panamá, la revista científica de la Sociedad Panameña de Pediatría. El paisaje urbano, el retrato, la Naturaleza son sus temas favoritos. La fotografía es un instrumento para ver la vida, su interés primordial, como dijera Henri Cartier Bresson alguna vez: “La fotografía no es nada, es la vida lo que me interesa a mí.”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.