Flu: temporada y vacuna

Helados de nitrógeno
6 junio, 2016
INFLUENZA, la epidemia
14 junio, 2016

Flu Season and Flu Vaccine

 

 

Entre más se facilite la vacunación, más personas se vacunan. Esto no parece caber en todas las cabezas. La vacunación cumple una función preventiva, no de bombero. No son pocas las veces que al ofrecer vacunar a los niños, algunas madres dicen “no creer” en esa vacuna. La credibilidad resucita cuando el ministerio de Salud o algún colega alarmista comienza a hablar de epidemias, muertes, y, más muertes. O, cuando ocurre realmente.

 

Claro que hay enfermedades para las cuales se vacuna que producen muerte. Y claro que hay que vacunar para ofrecer mejores posibilidades de salud y de vida a las personas de una comunidad. Sin embargo, hay grupos autodidactas que enseñan que las vacunas matan. Y a esos, les escuchan antes y después que a los médicos, hasta que las enfermedades les enseñan en carne propia quién mata y quién no mata.

 

Toda persona de 6 meses de edad o más debe recibir la vacuna contra el flu. Es una vacuna segura y eficaz. Cada año. Todos los años. Los esquemas de vacunación varían según la edad: para niños menores de 3 años se dan dos dosis separadas 3-4 semanas una de la otra; para niños mayores de 3 años y adultos, se da una sola dosis. Todas las mujeres embarazadas deben recibir la vacuna contra el flu, aún estando embarazadas. Es la mejor protección para ellas contra la enfermedad y contra la posibilidad de morir por neumonía. Además, confiere protección al feto y al recién nacido. La vacuna utilizada en Panamá es inactivada, lo que indica que no transmite la enfermedad. La forma nasal, de probada eficacia en niños mayores de 2 años y hasta los 49 años de edad, no está indicada en mujeres embarazadas, y no la tenemos disponible. Su utilización sigue siendo controversial, sin embargo.

 

Vacunar es una obligación profesional y ética. Todo médico y todo personal de salud debe vacunarse y dar el ejemplo, pero además, es responsable éticamente de la vacunación. Cada consultorio pediátrico y médico debe vacunar a sus médicos y a sus enfermeras y personal administrativo antes de empezar a vacunar a sus pacientes. Cada hospital debe hacer otro tanto. Y, repito, no solo porque “hay una epidemia”. Siempre hay brotes. No siempre epidémicos.

 

La influenza causa muertes y esa mortalidad es prevenible a través de la vacunación. No mata el virus, no mata la influenza, matan las complicaciones, las edades de los huéspedes y las condiciones especiales o de salud/enfermedad de los infectados con el virus de la influenza. La vacunación contra la influenza es una más de las actividades relacionadas con las tareas de inmunizar a los niños desde sus primeros días de vida.

 

La influenza de temporada es la que tratamos de prevenir con la vacunación. La vacunación no es para “los resfriados”. Influenza por H1N1 es una forma de influenza. Hoy también tenemos influenza por el tipo B, influenza B. No todas las influenzas A son por el virus H1N1, pero todas las influenzas por el virus H1N1 son influenza A.

 

¿Qué hacer si ya se sufre del flu de temporada? No es necesario que hablemos de todos los medicamentos. Basta con mencionar 3 que debemos conocer mejor:

 

  1. Aspirinas o ácido acetil salicílico
  2. Oseltamivir o Tamiflu™
  3. Amantadina o Antiflu-Des™

 

 

Aspirinas no debe usarse en niños (existen un par de excepciones) y NUNCA con la infección por influenza.   La combinación de influenza y aspirina MATA! El Sindrome de Reye es una condición grave y severa que ocurre con el uso de aspirinas en pacientes con influenza.

 

 

Oseltamivir o Tamiflu™ es uno de los varios antivirósicos aprobados por su eficacia y seguridad para el tratamiento y profilaxis contra la influenza. Thera-Flu™ NO ES Tamiflu™.

 

La suspensión oral es de 6mg/ml y la dosis de niños menores de un año (<1año) de edad debe ser cuidadosamente exacta, por lo que se sugiere utilizar jeringas de 1 ml o “jeringas de tuberculina” o “jeringas de insulina” para medir la cantidad exacta.

 

Su uso terapéutico está indicado y recomendado en :

 

  1. Personas con enfermedad severa, progresiva y complicada
  2. Pacientes hospitalizados
  3. Pacientes de alto riesgo para complicaciones por el flu
  • Niños < 2 años o < 6 meses si son de alto riesgo
  • Adultos > 65 años
  • Personas con enfermedades crónicas pulmonares, incluyendo asma bronquial, o cardiovasculares (excepto hipertensión arterial)
  • Personas con enfermedades metabólicas crónicas (incluyendo diabetes mellitas, enfermedad hepática, disfunción renal, trastornos hematológicos incluyendo anemia falciforme, o inmunodeprimidos por enfermedad o por medicamentos)
  • Personas con condiciones neuromusculares o neurológicas en quienes hay o puede comprometerse la función respiratoria, el manejo de secreciones broncopulmonares, o en quienes aumentarían los riesgos de bronco aspiración de alimentos
  • Mujeres embarazadas o con 2 semanas o menos en postparto
  • Personas < 19 años que reciben terapia crónica con aspirina
  • Personas con obesidad morbosa BM≥40
  • Residentes de asilos u hogares para ancianos y su personal de trabajo
  1. Enfermos no tan severos, previamente sanos, a juicio de sus médicos cuando se les ha confirmado la influenza o existen sospechas válidas y dentro de las primeras 48 horas de enfermedad

 

 

Su uso profiláctico está sugerido o indicado en:

 

  1. Familia que vive en el mismo hogar o contactos íntimos de pacientes con flu o con alta sospecha de flu
  2. Trabajadores de la salud no vacunados que por su labor están expuestos o no tienen medidas preventivas de otro tipo y han estado en contacto con enfermos
  3. Antes de exponerse a aquellos que están en un alto riesgo de sufrir las complicaciones del flu y que no pueden protegerse de otra manera en épocas de alto riesgo de enfermar
  4. Personas que residen en instituciones donde habitan pacientes de alto riesgo cuando se quiere evitar brotes

 

 

El Tamiflu™ se da por 5 días al enfermo, aunque en pacientes hospitalizados puede darse hasta por 10 días, y por 10 días como profilaxis. La dosis en adultos es de 10 cápsulas: para el enfermo, 1 cápsula 2 veces al día por 5 días; para prevención, 1 cápsula cada día por 10 días. Las cápsulas son de 75mg.

 

La forma líquida para niños es de 6mg/ml:

 

Prematuros: 1mg/kg/dosis 2 veces al día

RN a término: 3mg/kg/dosis 1-2 veces al día si tiene menos de 2 semanas de vida o más de 2 semanas de vida

Niños: 3mg/kg/dosis 2 veces al día

 

Existen otros esquemas por edad que no menciono aquí por espacio y tiempo.

 

 

Antiflu-Des existe en varias presentaciones: cápsulas, jarabe y solución pediátrica. No debe usarse en menores de 3 años de edad y probablemente no debiera usarse en niños. Contiene amantadina, clorfenamina y paracetamol, en diversos volúmenes o concentraciones, según la presentación. Lo hemos usado en algunos niños para aliviar los síntomas de la influenza porque no tenemos oseltamivir pero no ayuda para el tratamiento de la influenza y sus otros componentes pueden causear serios efectos adversos en la población pediátrica.

 

 

Usar medicamentos antivirósicos para el enfermo de flu que ya lleva 3 días o más de enfermedad no vale la pena.

 

¡Influenza no es lo mismo que resfriado!

 

 El flu no se trata con antibióticos

 

Donde no hay vacunas ni hay Tamiflu™ solo queda rezar y lavarse las manos.

Pedro Vargas
Pedro Vargas
El Dr. Vargas tiene como pasatiempos muy entrañables la lectura y la fotografía. La lectura de biografías, cuento, ensayo, historia y bioética, tema este último que lo lleva a tener una sección en Pediátrica de Panamá, la revista científica de la Sociedad Panameña de Pediatría. El paisaje urbano, el retrato, la Naturaleza son sus temas favoritos. La fotografía es un instrumento para ver la vida, su interés primordial, como dijera Henri Cartier Bresson alguna vez: “La fotografía no es nada, es la vida lo que me interesa a mí.”

Deja un comentario