Autismo: terapias futiles

Vacunación accesible, un imperativo
24 febrero, 2017
Muerte súbita en jóvenes
20 abril, 2017

Usted también lo recuerda: “si no hace bien, tampoco hace daño”. Muy frecuentemente aplicado a remedios caseros y en boca, incluso, de colegas médicos. Pues, si no hace bien, ¿para qué prescribirlo? Y, más delicado, sí hacen daño esas terapias que se consideran inocuas.

Toda enfermedad de la que desconocemos su origen y sus efectos sobre el paciente son devastadores abre el camino a terapias no probadas, a terapias experimentales y a terapias peligrosas. En Estados Unidos se vuelve a llamar la atención sobre una serie de terapias para las cuales, grupos bien identificables en la comunidad, han erigido un culto. El último llamado se puntualiza en productos o terapias que “curan el autismo”. Seamos claros y enfáticos: hoy, el autismo no tiene curación. Quien se cura no tenía autismo. Y eso no sorprende en cuanto la urgencia por un tratamiento temprano y el temor por pasar por desapercibido la condición se aúnan para sobre diagnosticarla.

 

¿Qué terapias a las que cierta población les confiere crédito curativo para el autismo, señala la FDA (Administración de Alimentos y Drogas de los Estados Unidos) como ineficaces y hasta peligrosas?

 

  • la quelación
  • el oxígeno hiperbárico
  • los baños detox (desintoxicantes) de arcilla
  • leche cruda de camello
  • aceites esenciales

 

 

Es muy importante que reconozcamos que un testimonio personal no sustituye a la evidencia científica.

 

 

 

 

Pedro Vargas
Pedro Vargas
El Dr. Vargas tiene como pasatiempos muy entrañables la lectura y la fotografía. La lectura de biografías, cuento, ensayo, historia y bioética, tema este último que lo lleva a tener una sección en Pediátrica de Panamá, la revista científica de la Sociedad Panameña de Pediatría. El paisaje urbano, el retrato, la Naturaleza son sus temas favoritos. La fotografía es un instrumento para ver la vida, su interés primordial, como dijera Henri Cartier Bresson alguna vez: “La fotografía no es nada, es la vida lo que me interesa a mí.”

Deja un comentario