Sillas de seguridad para el automóvil

 

Las sillas donde llevar a los niños, desde que salen del hospital como recién nacidos hasta los 12 años de edad, tienen una razón de ser, que no es de orden económico.  Evitan muertes.

En un choque frontal las fuerzas de propulsión llevan todos los objetos y personas hacia delante. A mayor velocidad, mayor fuerza de propulsión y menor posibilidad de salir ileso. Como los respaldares de los autos son eso, para recostar la espalda, ellos no protegen contra el viaje súbito y fuerte de un cuerpo hacia delante. Los cinturones de seguridad de los autos están hecho a la medida de pasajeros adultos, no para niños. En un adulto, ellos cruzan el tórax amplio y firme de un adulto y amarran la cintura. En un niño, ellos cruzan su cuello o solo abarcan su cintura. El resultado para un niño: morir por asfixia –como un ahorcado- o ruptura seria de órganos abdominales.

Espero que esto sea suficiente para quitar el prurito a los padres de abandonar el uso de sillas para el carro recomendadas cuando se viaja con niños.

 

¿Cuáles son las recomendaciones actuales que da la Academia Americana de Pediatría, entre otros, y que yo apoyo con mi consejo?

 

  1. Sillas mirando u orientadas hacia atrás, hasta los 2 años de edad o hasta que el niño alcance el máximo de altura y peso recomendado para esa silla. Se utilizan para bebé de hasta 22-45 libras, según el modelo.
  2. Sillas mirando u orientadas hacia delante con arnés o cinturón para después de los 2 años de edad o aquellos que hayan sobrepasado los límites estipulados en la silla para el tamaño y el peso y, hasta que alcance el máximo de peso y talla descrito para esa silla que mira hacia adelante
  3. Booster seat” o sillas elevadores, con cinturón, para todo aquel niño que sobrepasa los límites estipulados en la silla anterior y por lo menos hasta cuando miden 4 pies y 9 pulgadas o cm de altura o tiene entre 8-12 años de edad y les quede bien el cinturón propio del automóvil.
  4. Los cinturones de seguridad del auto solo pueden usarse cuando el niño tiene el tamaño suficiente para que este lo sujete de forma correcta y segura.
  5. Siempre deben usarse cinturones de regazo y hombros, para mejorar la protección
  6. Todos los niños deben viajar en el asiento trasero del auto hasta los 13 años de edad.

 

 

La posición mirando hacia atrás le da mayor apoyo y protección a la cabeza, el cuello y a la columna vertebral cervical, que protege la médula espinal.

Los asientos de seguridad solo deben usarse para viajar. No deben utilizarse como sillas para comer ni para dormir.

Pero no es solo la edad hasta la cual sentar a uno y otro en este o aquel tipo de asiento. Es también la forma de sujetar de forma firme los diferentes tipos de asiento, y, considerar el tipo de automóvil que se utiliza. Siga estrictamente las instrucciones de quien manufactura la silla de seguridad del automóvil para sujetarla firme y segura al asiento del auto, mediante el cinturón de seguridad del auto o el anclaje inferior y sus correas (sistema LATCH) del mismo auto, que varía de auto a auto. Todos los anclajes inferiores son aptos para un peso máximo de 65 libras (este peso es el del niño y el asiento de seguridad).

Si su niño se desliza hacia abajo o hacia un lado, una vez sentado en la silla de seguridad, coloque algún rollo hecho con una mantita o pañal entre la correa de la entrepierna y el bebé. Si los pies tocan el respaldo del asiento del auto, no se preocupe, el niño las puede doblar. El niño debe estar vestido con el mínimo de ropa necesario. Evite ponerle abrigos o sábanos gruesas entre las correas y su hijo para evitar que no sea propiamente protegido. Los bebés muy pequeños o prematuros pueden ir en posición semireclinada.

 

Las edades aquí sugeridas no constituyen fechas fijas o infranqueables. Solamente son una guía para los padres.