ALZHEIMER ALUMINIO VACUNAS

MEDICINAS FUERTES
29 abril, 2018
IGNORANCIA POR OPCIÓN
1 mayo, 2018

Mis pacientes, o mejor, los padres y madres de mis pacientes siempre me hacen llegar “conocimientos médicos” supongo que para que les comente o para que yo no me atrase en la adquisición de esos conocimientos.  Hoy día, estar al día en todo lo concerniente a la medicina y sus adelantos es imposible. Lo importante es, entonces, solo subscribirse a fuentes académicas y científicas que permitirán, al menos, no difundir falsedades o esperanzas.

Pero lo cierto es que ellos, y sus buenas intenciones, tratan sin darse cuenta de aprender de fuentes no fidedignas.  Es la misma conducta que los lleva a resolver los diagnósticos y a optar los tratamientos que encuentran al alcance de unos dedos y un teclado en Google o cualquier otro sistema que juega a ser doctor.  Yo trato de aconsejarles abandonar esas prácticas que parecieran más baratas que cancelar una consulta pero resultan más costosas que un Ferrari del año y sin previo dueño.

 

Esta es la última:

 

“Sabías que, si una persona recibe cinco vacunaciones de gripe a lo largo de su vida, el riesgo de padecer Alzheimer aumenta un 60% debido al contenido de aluminio de la vacuna?”  – Dr. Rima E. Laidow (Presidenta de la Natural Solutions Foundation).  En el margen superior derecho de la foto, aparece esta mujer algo amplia, vestida de blanco y con un estetoscopio colgado al cuello.

 

De hecho no vale la pena ir a preguntarse quién es la tal descubridora del origen de la triste enfermedad de generativa del cerebro humano, llamada enfermedad de Alzheimer.  Pero, ¿se han preguntado cuánto aluminio hay en una dosis de la vacuna contra la gripe o flu epidémico?  ¿Conocen quienes difunden estas noticias cuáles son los niveles tóxicos en el ser humano del aluminio?

 

La gran mayoría de las mil millones de dosis de vacunas que se aplican anualmente en el mundo, las reciben niños y adolescentes sanos.  La responsabilidad por su salud no se queda en el papel ni en la arenga pública.  Los pediatras somos los primeros que hablamos alto y claro por los niños, incluso antes que sus padres.  Los organismos internacionales responsables de la seguridad y eficiencia de las medicinas y los alimentos, tanto en Europa como en los Estados Unidos, están enriquecidas con científicos y clínicos de conocimientos profundos y valores éticos superiores.

 

El aluminio es un ingrediente en las vacunas para inducir una respuesta inmune superior en el individuo que la recibe[1].  Es decir, esta sustancia auxiliar (“adjuvant”) mejora la propiedad de producir protección de las vacunas.  Cuando se le aprueba la licencia a una sustancia auxiliar en las vacunas, se le aprueba como parte de la vacuna y no aisladamente.

 

El aluminio es el 3er elemento más abundante en la Tierra, después del oxígeno y la silicona, y es el metal más abundante, constituyendo casi el 9% de la corteza terrestre.  El aluminio se encuentra en las plantas, en la tierra, en el agua y en el aire. El aluminio se encuentra en utensilios y otros productos relacionados con los alimentos: sartenes, latas de bebidas, contenedores de alimentos o granos, papel de aluminio para envolver los alimentos, etc. Se encuentra en numerosas bebidas y alimentos, frutas y vegetales, vino y cervezas, ingredientes para sazonar, cereales, harina, nueces, productos lácteos, miel, fórmulas para los bebés. La ingesta diaria de aluminio, típica de un adulto, es de 7-9 miligramos cada día.  Hay aluminio en los medios de transporte desde aviones hasta bicicletas, en los materiales de construcción de casas y edificios.  Igual, se encuentra en múltiples productos médicos incluyendo antiácidos, aspirina buferizada, anti perspirantes y en algunas vacunas, pero solo como sales de aluminio.  Como promedio se ha calculado que un adulto acumulará en su cuerpo, entre 50 y 100 mg de aluminiodurante su vida, prácticamente todo a partir de los alimentos que ingiere, el agua que toma y el aire que respira[2].

 

Las cantidades que se utilizan en las vacunas son mínimas, irrisorias cuando se comparan con las cantidades de aluminio que hay en la naturaleza pero más importante que la  cantidad es la calidad o cualidad del aluminio que se utiliza.

 

¿Qué vacunas tienen alguna forma de aluminio como auxiliar?  Las siguientes vacunas:

 

  • hepatitis A, 225 a 0.25 mg/dosis (pediátrica)

0.45 a 0.5 mg/dosis (adulto)

 

  • hepatitis B, 225 a 0.5 mg/dosis (pediátrica)

0.5 mg/dosis (adulto)

 

  • DTaP (difteria–tos ferina acelular–tétanos)

pediátrica      < 0.33 a < 0.625 mg/dosis

 

  • Tdap (adulto)   33 – 0.39 mg/dosis

 

  • Haemophilus influenzae tipo b,   225 mg/dosis

 

 

  • DTaP–polio inactivado–HiB (Penta) 

                                                                0.33 mg/dosis

 

  • Papiloma virus humano         mg/dosis

 

  • Diplococcus pneumoniae, 125 mg por dosis

 

 

Hay vacunas que por ser super inmunes no requieren de sustancia auxiliar.  Las siguientes vacunas no contienen aluminio ni ninguna sustancia auxiliar: sarampión, paperas, rubeola, varicela, rotavirus, polio oral y –adivinen- la vacuna contra el flu[3]. 

 

Lo repito:

 

LA VACUNA CONTRA LA GRIPE

NO CONTIENE ALUMINO

 

 

Pero tengo que agregar como médico y como pediatra que el aluminio en las vacunas que lo contienen no es nocivo, no es peligroso para la salud de nadie. 

 

Entonces pueden darse cuenta lo falso de una aseveración como la que conocí esta noche de parte de una madre de unos de mis pacientes, lo peligroso de una falsedad y el desprecio que se le debe a este tipo de información.

29 de abril de 2018

 

 

 

 

[1]CDC . Vaccine Safety: Vaccine Adjuvants.Sept 12, 2016 . https://www.cdc.gov/vaccinesafety/concerns/adjuvants.html

[2]Flu Vaccine: The Aluminum Lining-Bad Science Debunked. Oct 7, 2014. https://badsciencedebunked.com/2014/10/07/flu-vaccine-the-aluminum-linig/

[3]Children’s Hospital of Philadelphia. Vaccine Education Center.  Vaccine Ingredients – Aluminum. Mar 22, 2018. www.chop.edu/centers-programs/vaccine-education-center/vaccine…/aluminumY algo maj

Pedro Vargas
Pedro Vargas
El Dr. Vargas tiene como pasatiempos muy entrañables la lectura y la fotografía. La lectura de biografías, cuento, ensayo, historia y bioética, tema este último que lo lleva a tener una sección en Pediátrica de Panamá, la revista científica de la Sociedad Panameña de Pediatría. El paisaje urbano, el retrato, la Naturaleza son sus temas favoritos. La fotografía es un instrumento para ver la vida, su interés primordial, como dijera Henri Cartier Bresson alguna vez: “La fotografía no es nada, es la vida lo que me interesa a mí.”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.