…puntos sobre íes

Marihuana MEDICINAL
13 febrero, 2018
Capsulas…de fuego
15 febrero, 2018

Mientras, como publicaba ayer el diario La Prensa[1], un grupo de investigadores británicos consideran que abandonar el cigarrillo electrónico (e-cigarrillo) como un vehículo para vencer la adicción al tabaquismo le haría más daño a los jóvenes que tratan de dejar de fumar, el NIH on Drug Abuse publica[2] el estudio que demuestra cambios en el cerebro humano producidos por la nicotina de los cigarrillos electrónicos[3] y que son similares a los de la nicotina en otras formas con lo cual se alerta sobre la potencialidad del cigarrillo electrónico para crear adicción.

 

El e-cigarrillo afecta la actividad neuronal en la red de neuronas del área prefrontal del cerebro humano después de reasumir su uso con 14 horas de abstinencia, lo que está ligado al alivio de los síntomas de la abstinencia, como se experimenta con el cigarrillo regular fumado. Los participantes en el estudio revelaron la reducción del deseo de fumar una vez expuestos nuevamente al e-cigarrillo y mejoraron la inhabilidad a concentrarse, que presentaban durante la abstinencia.

 

Hasta ahora, los investigadores norteamericanos han llamado la atención de los riesgos del e-cigarrillo y mientras haya estos hallazgos, el consejo es no buscar la curación a la adicción a la nicotina en ellos.

 

Un interesante estudio[4] que nos comenta Eric Sarlin[5] sugiere 6 patrones diferentes de consumo de marihuana en una población escolar de cerca de 10,000 participantes, que reportó problemas de salud a los 50 años de edad asociados con el uso de marihuana desde los 18 años.

 

El estudio asocia pero no da indicios de causa a efecto, problemas de salud específicos sino que enfatiza que aquellos que usaron marihuana por tiempos más largos fueron también los que revelaron mayor prevalencia de problemas médicos con resultados de salud negativos.

 

El estudio también identificó factores demográficos y de otro orden con el riesgo de un mayor y más duradero consumo de marihuana: tragos ocasionales, fumar cigarrillos desde los 18 años, género masculino, mayor nivel de educación en los padres, entradas económicas de programas de seguridad social o compensaciones por desempleo entre aquellos con 35 a 45 años de edad. Igualmente asoció a un menor consumo y duración con compromisos religiosos y de matrimonio entre aquellos con 19 a 30 años de edad.

 

El estudio tiene algunas debilidades que las señalan los mismos autores pero por el otro lado nos da luces sobre aspectos interesantes asociados con las diferentes formas de consumo de marihuana desde temprana edad.

 

A continuación un cuadro con las diferentes patrones descubiertos en este estudio:

 

Clase                    Membresía             Características

                                  estimada

                                de la Clase

 

 

No usan                             44%

 

Uso MODERADO

Adulto joven de               22%              Alta probabilidad de:

uso temprano moderado

*    uso moderado de los 18 a 22 años

*  deja uso eventualmente

 

 

Adulto joven                     12%              Alta probabilidad de:

de uso moderado

  • uso moderado de los 18 a 28

años

  • deja uso eventualmente

 

 

Uso moderado                  6%                 Alta probabilidad de:

persistente                                                           *   uso moderado de 18 a 45 años

 

Uso PESADO

Adulto joven de               6%                 Alta probabilidad de:

Uso temprano pesado                          *   uso pesado de 18 a 22 años

  • uso moderado de 23 a 28 años
  • deja uso eventualmente

 

 

Adulto joven                     5%                 Alta probabilidad de:

de uso pesado                                          *   uso pesado de 18 a 30 años

  • uso moderado a los 35 años
  • deja uso a los 45 años o más

 

Uso pesado                        5%                 *   alta probabilidad de uso

Persistente                                                                  pesado de los 18 a 50 años

(En caso de desajustes de las columnas en su pantalla, trate de ajustarlas en 3 columnas: Clase, Membresía estimada de la Clase, y Carácteristicas).

[1] La Prensa lunes 12 febrero, 2018.  Sección +Salud: Sobre el cigarrillo electrónico. p2B

[2] NIH National Institute on Drug Abuse. Science Highlight January 31, 2018

[3] Hobkirk, AL et al: Changes in resting state functional brain connectivity and withdrawal symptoms are associated with acute electronic cigarette use. Brain Res Bull. 2017 May 17.pii:S0361-9230(17)30232-0. doi: 10.1016/j.brainresbull.2017.

05.010.

[4] Terry-McElrath YM, O’Malley PM, Johnston LD et al. Longitudinal patterns of marijuana use across ages 18-50 in a U.S. national sample: A descriptive examination of predictors and health correlates of repeated measures latent class membership. Drug Alcohol Depend 2017.171:70-83

[5] Sarlin E: Long-Term Marijjuana Use Is Associated With Health Problems Later in Life. NIH NIDA Notes. February 08.2018

Pedro Vargas
Pedro Vargas
El Dr. Vargas tiene como pasatiempos muy entrañables la lectura y la fotografía. La lectura de biografías, cuento, ensayo, historia y bioética, tema este último que lo lleva a tener una sección en Pediátrica de Panamá, la revista científica de la Sociedad Panameña de Pediatría. El paisaje urbano, el retrato, la Naturaleza son sus temas favoritos. La fotografía es un instrumento para ver la vida, su interés primordial, como dijera Henri Cartier Bresson alguna vez: “La fotografía no es nada, es la vida lo que me interesa a mí.”

Deja un comentario