NOTICIAS PEDIÁTRICAS Septiembre 2017 #2

NOTICIAS PEDIÁTRICAS Septiembre 2017 #1
23 septiembre, 2017
Marihuana en el embarazo
24 septiembre, 2017

Los opiodes también producen muertes prematuras en los niños

 

La epidemia de consumo de opiodes se cobra unas 60,000 muertes anuales en los EEUU. Cada vez con mayor frecuencia las autoridades encuentran niños pequeños muertos por consumir accidentalmente píldoras con opiodes, que sus padres dejan a su alcance, entre ellas la metadona, la oxicodona y el fentanil.

 

Este escenario revela la seriedad del problema en los Estados Unidos con el uso de opiodes, problema que se extiende a otros países. Una crisis por adicción a estos medicamentos. En 1999 se reportaron 16 muertes pediátricas por opiodes, en 2015 fueron 87 las muertes reportadas. Estos niños mueren porque se encuentran la droga en casa: la inyección accidental de heroína, la ingestión de agua de una botella de agua con metadona, la ingestión de pastillas de oxicodona encontradas en la cartera de los padres o en gavetas de mesitas de noche en la casa; o la aspiración de humos de heroína u otro estupefaciente, o un la ingestión de un snack de marihuana como ensalada o sándwich.

 

La ingestión de un opiáceo puede llevar a la adicción a píldoras y la adicción a píldoras para el dolor, por ejemplo, a la adicción de cocaína o de heroína.

 

Futbol americano y Trump: daño cerebral por contusión y por ignorancia y confusión

 

Trump -ese mismo- en uno de esos gestos de ignorancia y arrogancia ha dicho que la esmerada y puntual atención al daño cerebral que le ha dedicado el mundo de la investigación científica, y que puede adquirirse de repetidos golpes a la cabeza en el futbol americano, está “dañando el deporte”.

 

Bueno, no le va a gustar esta noticia. La participación en futbol americano antes de los 12 años de edad está ligada a trastornos del ánimo y emociones como del comportamiento.

¿Qué será primero? ¿Será que hereda el carácter agresivo competitivo de su padre? ¿Será que este púber, quien en el futuro no solo será adolescente y adulto joven, ya trae consigo trastornos del estado de ánimo, de la atención o la actividad, de problemas con la socialización y encuentra en este deporte el nicho particularmente aceptable o el tratamiento a su problema? (eso es lo que para quien consume alcohol temprano y drogas después, se considera como su auto medicación a sus problemas personales emocionales). O será, como yo creo hoy y no sé por cuánto tiempo mañana, que este deporte y todo aquel que aumenta el riesgo de repetidos golpes a la cabeza, daña el cerebro humano y ¿se manifiesta con trastornos del comportamiento, primero, y con daños irreversibles manifiestos más tarde?

 

El hecho de que la observación apunta hacia aquellos que comenzaron a practicar el deporte antes de los 12 años todo lo que indica es que en el tiempo han recibido más trauma cefálico solo por el hecho de estar exponiéndose desde más temprano, y, porque el cerebro es más vulnerable cuanto más inmaduro es.

 

Las “molestias” anotadas fueron: problemas en la regulación del comportamiento, apatía y problemas en la función ejecutoria, con mayor frecuencia -3 veces más- de presentar depresión más tarde, cuando se iniciaron y participaron antes de los 12 años de edad en el futbol americano.

 

Este estudio se basó en una muestra de 214 jugadores previos con una edad promedio de 51 años de edad y 68 atletas que jugaron en la NFL.

 

Entonces, señor Trump, lo importante no es si se está acabando con el futbol americano sino si se está acabando con el cerebro de los jóvenes por medios que deben prevenir el trauma repetido a la cabeza y así, el daño irreversible y severo, visible 20 años más tarde.

 

Paperas a pesar de 2 dosis de vacuna

 

Diez y ocho a 20 años de edad pero pueden ser menos o más años, con 2 dosis de la vacuna triple viral o MMR (sarampión, paperas y rubeola), una entre los 12-15 meses de edad, la otra entre los 5-10 años de edad. Hombre o mujer. Deformidad del cuello en un lado y luego en el otro con la apariencia de “cuello de toro”, dolor “en los cachetes” al masticar o chupar ácidos, fiebres y malestar general. Eso es lo que hemos estado viendo desde noviembre y diciembre del año pasado. Primero se le responsabilizó a los estudiantes universitarios que regresaban de los Estados Unidos de vacaciones de Año Nuevo, luego se dijo que eran parranderos que habían estado todos en Bocas del Toro, luego se dijo que no, que eran de las fiestas de Año Nuevo en la ciudad. El asunto es que ocurría aquí y en todas partes del orbe. Paperas en previamente vacunados con 2 dosis de la vacuna triple, hombres y mujeres sanos y llenos de vida, parranderos, sí.

 

Después de que se tuvo disponible la vacuna de la MMR, la incidencia de paperas con respecto a la era pre vacuna se disminuyó en un 99%.   ¿Es acaso una falla de la vacuna? Muchos casos por encima de lo calculado como probable falla. ¿Es acaso otro virus con predilección por las glándulas parótidas? Podría ser pero no ha sido probado. ¿Podría evitarse con una tercera dosis? Solamente si el fenómeno se debe a un desvanecimiento de los anticuerpos protectores contra la paperas con el tiempo y, por lo que hemos visto, podríamos pensar que 12-15 años más tarde de la 2ª. dosis de la vacuna, estos anticuerpos ya no protegen o porque son muy pocos o porque están muy viejos.

 

Un estudio reciente entre 20,496 estudiantes de la Universidad de Iowas, en el año que se detectaron 256 casos de paperas en vacunados y donde el 98% de los estudiantes tenían 2 dosis de la vacuna MMR, reveló que durante el brote de paperas, 4,783 estudiantes recibieron una 3ª. dosis de MMR y la rata de ataque de la enfermedad fue más baja que entre los que habían recibido las 2 dosis tradicionales de la vacuna:

 

6.7 vs 14.4 casos por cada 1,000 estudiantes

 

Este mismo estudio señala que aquellos estudiantes que habían recibido la 2ª. dosis de MMR 13 o más años antes del brote, tuvieron 9 veces más riesgo de sufrir paperas. La 3ª. dosis de la vacuna ya comenzó a proteger 28 días más tarde de aplicada y el estudio mostró una reducción del riesgo de enfermarse con paperas, de 78%.

 

No hay dudas que una tercera dosis de MMR tiene un efecto favorable para la prevención de sufrir paperas, particularmente en situaciones de conglomerado de estudiantes o individuos, y particularmente entre aquellos que recibieron su última dosis de MMR 13 o más años antes.

 

No es imprudente entonces, recomendar la 3ª. Dosis de MMR para aquellos estudiantes que terminan su escuela secundaria y planean estudios universitarios o atender academias o instituciones donde se reúnen cientos de individuos.

Pedro Vargas
Pedro Vargas
El Dr. Vargas tiene como pasatiempos muy entrañables la lectura y la fotografía. La lectura de biografías, cuento, ensayo, historia y bioética, tema este último que lo lleva a tener una sección en Pediátrica de Panamá, la revista científica de la Sociedad Panameña de Pediatría. El paisaje urbano, el retrato, la Naturaleza son sus temas favoritos. La fotografía es un instrumento para ver la vida, su interés primordial, como dijera Henri Cartier Bresson alguna vez: “La fotografía no es nada, es la vida lo que me interesa a mí.”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.