SUICIDIO

¡VACUNARSE!
11 septiembre, 2020
REAPERTURA ESCOLAR PRESENCIAL, CUÁNDO HACERLO
12 septiembre, 2020

SUICIDIO

En Rompamos el Silencio nos propusimos romper los estigmas sobre el suicidio y sobre quienes optan por quitarse la vida.  Señalamos que más que una enfermedad mental, lo que encontramos siempre es desesperanza. Hablamos de su prevención, pero nos faltó énfasis en intervención. Asegurar recursos humanos y servicios para quienes están en crisis es lo que asegura intervención.  No tener que hacer filas, no salir de un cuarto de urgencias con una receta, no dejar toda la responsabilidad a los amigos o a la familia.

 

Antes esta escasez de recursos y lugares, el silencio lo romperá la pérdida, el llanto, el duelo.  Pero allí no queda todo si no reconocemos que una ideación de quitarse la vida no es un evento único, que no se repite, que lo acabamos de resolver. La ideación suicida es crónica. El manejo tiene que ir a las raíces de la desesperación.  Mejorar la crianza: presencia y protección, atención, amabilidad, confianza, permitir escuchar, no juzgar. Mejorar las condiciones de vida: asegurar alimento y techo, un ingreso económico, un trabajo estable, un acceso cómodo y pronto para la atención de la salud.

 

Todavía hay rendijas para la ideación suicida. Ser parte de una minoría por color de la piel, por etnia u origen, por diversidad e identidad sexual, por analfabetismo propio y de los que me rodean, todas condiciones que me secuestran mi derecho a ser y a tener, que se burlan y maltratan mi dignidad de persona y mis derechos humanos; aún tenga o no creencias religiosas, aún sean o no creyentes quienes son parte de la misma comunidad donde trato de vivir y de crecer.

 

Tan importante como romper el silencio, que se lo pedimos al que sufre, es recibirlo en la sociedad por actos individuales de cada uno de nosotros y por actos comunitarios de nuestra sociedad, entre ellos, el educarnos sobre el suicidio y el crear un sistema accesible que honre la intervención y no solo que reciba el eco de la palabra prevención.

Pedro Vargas
Pedro Vargas
El Dr. Vargas tiene como pasatiempos muy entrañables la lectura y la fotografía. La lectura de biografías, cuento, ensayo, historia y bioética, tema este último que lo lleva a tener una sección en Pediátrica de Panamá, la revista científica de la Sociedad Panameña de Pediatría. El paisaje urbano, el retrato, la Naturaleza son sus temas favoritos. La fotografía es un instrumento para ver la vida, su interés primordial, como dijera Henri Cartier Bresson alguna vez: “La fotografía no es nada, es la vida lo que me interesa a mí.”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.