puntos sobre las íes septiembre

FOTOTERAPIA NEONATAL hablando para la gente
26 agosto, 2018
Alcohol, marihuana y estimulantes
6 septiembre, 2018

Fórmula temprano en la lactancia

Un ensayo rigurosamente diseñado:  randomizado (los componentes del grupo a estudiar, escogidos al azar) y controlado acaba de publicar sus resultados[1]: pequeñas y limitadas cantidades de leche artificial (fórmula) no son deletéreas a  la lactancia materna ni a la flora o microbiota intestinal en el primer mes de vida del recién nacido.  Los resultados también sugieren que no se aumenta el riesgo de rehospitalización de esos niños.

 

El grupo de investigadores de la Universidad de California, en San Francisco y del Penn State College of Medicine, en Hershey, Pennsylvania,  escogió participantes mayores de 37 semanas de gestación  (gestación a término temprano) con una pérdida de peso inicial que fuera mayor al 75avo. percentil por edad, medido con un nomograma para seguir los cambios de peso postnatal (The Newborn Weight Tool). Aquellos randomizados para recibir una fórmula extensamente hidrolizada, recibieron por jeringa 10 ml de la fórmula después de cada alimentación hasta cuando la producción de leche materna fuera “abundante”.  Los controles eran exclusivamente alimentados con leche materna.

 

Esto refuerza la confianza de que alguna cantidad de leche artificial, aplicable a las no infrecuentes situaciones cuando la madre comienza a lactar que hay mucha ansiedad con respecto a la salud de su bebé, no afecta negativamente la lactancia materna y tampoco altera negativamente la condición gastrointestinal del niño.  No es una licencia para convertir esta opción en una rutina y siempre se debe reforzar la docencia sobre los beneficios de la lactancia materna.

 

 

 

Sin gluten, en el niño, no es más saludable 

 

En los niños, la innecesaria y arbitraria desviación de la alimentación a una dieta sin gluten es peligrosa.  Hay niños, como hay adultos, que la ingesta de gluten, por ser ellos sensibles, desarrollaría la enfermedad celíaca, una enfermedad de consecuencias serias.  Pero resulta ser que la población de personas sensibles al gluten –por exámenes diagnósticos puntuales- es una fracción ínfima de aquellos que nadan con esa corriente religiosa y hasta punitiva de no ingerir alimentos que contienen gluten.

 

Con el objeto de examinar el valor nutritivo de productos libres de gluten específicamente promocionados para niños, este estudio de 66 de estos, entre 374 productos para alimentar niños, originado en Canadá[2], reveló que estos  tienen concentraciones más bajas de sodio, grasas totales y grasas saturadas peroademás, menos proteínas y un mismo porcentaje de calorías provenientes de los azúcares, que aquellos alimentos que no se promueven como libres de gluten.

 

Al comparar la calidad nutricional de estos alimentos según los criterios de la Organización Panamericana de la Salud, la calidad nutricional de ellos, como la de aquellos, es pobre, y ambos, con o sin gluten, contienen niveles altos y similares de azúcar. Esto revela que tales alimentos no son superiores nutricionalmente a los otros alimentos que se dispensan en los supermercados.  Es necesario advertir a los padres que la acostumbrada aseveración que los alimentos libres de gluten son superiores para la alimentación de los niños es falsa y que, aún para aquellos niños con razones médicas para estar en dietas libres de gluten, los padres deben cuidadosamente reconocer qué clase de productos están comprando para alimentar a sus hijos.

Y no puedo ser menos enfático y advertir que es una falacia asociar el gluten al autismo y sugerir que la dieta sin gluten es la que deben ingerir los niños con condiciones como el Síndrome de Down.  Estas aseveraciones no aguantan 3 minutos de discusión en un auditorio de ciencia.

 

 

 

Un asunto de percepción: nicotina para los padres

 

“La nicotina está para quedarse” pero no por buena sino por su carácter adictivo.

 

La adicción es aquella condición por la cual un ser humano  recurre a un producto que es nocivoy a pesarde que los instrumentos o métodos para conseguirlo le exponen a riesgos tan altos como la cárcel, la enfermedad y la muerte.  Esta conducta obedece al hecho de que su cerebro encontró gratificación en algún momento y fue secuestrado por la substancia adictiva.

 

Aunque la mayoría de los adultos perciben la exposición a la nicotina como dañina[3], se dan diferencias marcadas según el sexo, la raza o el antecedente étnico, y el status del tabaco de los padres. Por ejemplo: comparado con las mujeres blancas, los varones consideran que el daño a los niños no es tan marcado; entre los consumidores de tabaco, hay más incertidumbre o menos conocimiento de su carácter nocivo que entre aquellos que no consumen; individuos africanos-americanos no hispánicos, hispánicos y “otros” no hispánicos, con menos frecuencia aceptan que la nicotina es dañina.

 

Esto indica que se requiere mayor educación entre los adultos para corregir percepciones erróneas sobre lo nocivo que resulta el tabaco para los hijos/niños expuestos a él por los adultos y sus padres.  Y no se debe olvidar que el tabaco que se enciende como el cigarrillo eléctrico, particularmente en edades juveniles, es un vehículo hacia el tránsito a la marihuana, también nociva al desarrollo y función cognitiva del ser humano y a la intimidad morfológica de la estructura cerebral.

 

 

 

Depresión filial y “enfermedad”

 

Un estudio retrospectivo[4]en base a 25,252 cuadrículas electrónicas utilizadas para identificar el grado al que el diagnóstico de depresión en los padres u otra condición crónica está asociada con la utilización repetida de las instituciones para cuidados de salud de los hijos reveló un mayor uso de los cuartos de urgencias, como de las clínicas ambulatorias y hospitalarias en los niños menores de 15 años y, más tarde en los adolescentes de esas familias.

 

Cuando los padres estuvieron deprimidos, hubo 47% más probabilidades de que algunos de los hijos fueran admitidos al hospital y un 67% de mayor probabilidad de hacer visitas ambulatorias para chequeo médico.   No se dan detalles de las razones de hospitalización.

 

Otra asociación de comportamientos particulares con la salud mental de las gentes y que debemos enfatizar para acercarnos con mayor certeza al descubrimiento de situaciones que deterioran la salud.  Vale el momento para señalar que toda historia clínica, por la razón que sea la de la visita al médico, al centro de salud o por hospitalización, debe incluir preguntas básicas sobre la salud mental.  Es una forma, además, de dar números más confiables a las estadísticas.  Por ejemplo, ¿cuántos pacientes traumatizados constituyen una fracción de los pacientes que consumen drogas o que sufren de tristeza o son psicóticos?  ¿Cuántas mujeres embarazadas con o sin complicaciones, originan el embarazo o sus problemas médicos por su estado emocional o por consumo de substancias?

 

 

¿Aburrido de ir sentado en silla de carro?

 

La Academia Americana de Pediatría está haciendo nuevas recomendaciones para mejorar los resultados de daños personales a los más pequeños durante los viajes en auto.

  • La posición “mirando hacia atrás” no tiene límite de edad (antes era 2 años de edad, basado en estudios que se han vuelto a revisar) y mientras pueda sentarlos en esa forma, hágalo. Esta posición en las sillas de carro le protegen mucho mejor el cuello, la cabeza y la columna vertebral de golpes en una colisión. Cambiarlo de posición no es un “progreso” en su desarrollo
  • Cuando se les siente “mirando hacia delante”, debe ser en una silla de carro con el cinturón amarrado todo el tiempo y por todo el tiempo que se use esta silla
  • Cuando se use la silla sin respaldar (Booster seat), después de las 65 libras de peso, entonces todo el tiempo debe amarrarse con el cinturón de la cintura y de los hombros de la silla
  • Cuando son grandes suficientes como para usar el cinturón del asiento del auto, deben usar tanto el cinturón de la cintura como el de los hombros
  • Todos los niños de 13 años de edad o menos deben sentarse solamente en el asiento trasero

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

[1]Flaherman VJ, Narayan NR, Hartigan-O’Connor D et al: The effect of early limited formula on breastfeeding, readmission, and intestinal microbiota: a randomized clinical trial. J Pediatr. 2018;196:84-90.e1.doi:10.1016/

j.jpeds.2017.12.073

[2]Elliott Ch: The Nutritional Quality of Gluten-Free Products for Children.  Pediatrics, August 2018, volume 142/Issue 2

[3]Kemp CB, Spears, CA, Pechacek T & Eriksen MP: Adult’s Perceptions of Nicotine Harm to Children. Pediatrics; August 2018, Volume 142/Issue 2

[4]Dreyer K, Williamson RAP, Hargreaves DS et al: Association between parental health and other family factors and healthcare utilization among children and young people: a retrospective, crows-sectional study of linked healthcare data.   BMJ Paediatrics

Pedro Vargas
Pedro Vargas
El Dr. Vargas tiene como pasatiempos muy entrañables la lectura y la fotografía. La lectura de biografías, cuento, ensayo, historia y bioética, tema este último que lo lleva a tener una sección en Pediátrica de Panamá, la revista científica de la Sociedad Panameña de Pediatría. El paisaje urbano, el retrato, la Naturaleza son sus temas favoritos. La fotografía es un instrumento para ver la vida, su interés primordial, como dijera Henri Cartier Bresson alguna vez: “La fotografía no es nada, es la vida lo que me interesa a mí.”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.