Call: +507 269-9874
Address: Consultorios Médicos Paitilla

La sensibilidad al gluten y la enfermedad celíaca, son dos condiciones para las cuales las dietas sin gluten son esenciales. Se calcula que un 1% de la población norteamericana sufre de alguna de estas condiciones, donde el gluten daña la mucosa intestinal y la absorción de alimentos.

Sin embargo, la gran mayoría de las personas que consumen alimentos libres de gluten, son sanas y no sufren de ninguna de esas condiciones. Para ellas, las dietas sin gluten son nocivas, no son más sanas y constituyen un riesgo para desarrollar deficiencias críticas vitamínicas, minerales y de fibras.

La sensibilidad al gluten se diagnostica con unas pruebas en sangre que detectan anticuerpos a esa forma de alergia. El paciente positivo requeriría una biopsia del intestino para determinar la enfermedad celíaca. Los que no la tienen, la desarrollarán si no se les excluye el gluten de su dieta.

La dieta sin gluten –que está presente en el trigo, la cebada y el centeno y otros granos o cereales- excluye nutrientes. Los alimentos con gluten también contienen: fibras, vitamina B-12 y hierro, que disminuyen los riesgos de enfermedad cardíaca, de diabetes tipo 2, y algunas formas de cáncer.

No es por moda que deben las personas exponerse y exponer a sus hijos a dietas sin gluten. Estas no están indicadas hasta cuando no se haya hecho un escrutinio científico que confirme efectivamente la necesidad médica de alimentarse con tanta exclusión nutricional.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.