Alergia alimentaria y la escuela

Labor y parto a pretérmino
1 agosto, 2015
RESFRIADOS: medicinas que no sirven
23 agosto, 2015

Alergia alimentaria y la escuela

La escuela es un lugar de alto riesgo para que un niño alérgico a alimento, por desconocimiento y suficiente información, tenga una reacción severa, aterrorizadora y potencialmente fatal.



 

La preparación de su niño y el material escolar, cuando se inicia el período de clases, no están completos si para su niño alérgico al maní y/u otros alimentos, Ud. no ha advertido a las autoridades de la escuela sobre este asunto.

 

Lo primero que debe Ud. lograr es hacer un listado y reunir a otros padres de la escuela que tienen un hijo alérgico a alimentos.

 

Entre un 4% – 6% de los niños norteamericanos -no tengo cifras nacionales- son alérgicos a algún alimento: maní, pistacho, pepita de maratón, almendras, soya, gluten, trigo, pescado, mariscos.  La exposición accidental a ellos, que no por accidental dejará de ser seria, induce en el sistema inmunológico del niño una reacción aguda, severa, escalofriante y aterrorizadora.  Algunos niños no alcanzan a recibir la terapia apropiada o la reciben tardíamente con resultados que pueden ser fatales.

Algunas de las iniciativas que Ud. debe liderar son las siguientes:

  • reúnase con otros padres de familias que también tiene un hijo alérgico a alimentos
  • identifique propiamente los niños alérgicos y a qué alimento(s) son alérgicos
    • en su mismo salón de clases
    • en la cafetería de la escuela
  • provea a la escuela, ya sea la dirección o la enfermería, incluso el mismo salón de clases de su niño alérgico, como el medio de transporte que usa su niño para llegar a la escuela y regresa a la casa, con:
    • los medicamentos de uso inmediato
      • epinefrina o adrenalina subcutánea o intramuscular
        • Epipen® pediátrico auto-inyectable
      • corticoide oral
        • Prelone® o Celestamine®
    • instrucciones claras con imágenes de cómo proceder frente a una reacción alérgica
    • el teléfono del pediatra o del alergólogo pediatra que conoce a su hijo
  • enseñe a su hijo a no compartir sus meriendas o “snacks” con sus compañeros, ya que el intercambio de alimentos es frecuente y se hace más difícil evitar la ingesta del alimento nocivo proveniente de otra lonchera
  • eduque a su niño a conocer sus alergias y los peligros, el uso de medicamentos de uso agudo para combatir la reacción alérgica antes de que ocurra, incluso los auto inyectables
  • enséñele a que lea las etiquetas que indican la composición de los alimentos para identificar la presencia de alguno(s) de los alimentos al cual o cuales se es alérgico y que no ingiera ningún alimento que no tiene esas etiquetas de su composición
  • esté alerta de  las fiestas de cumpleaños de sus hijos y compañeritos y vigile que los alimentos sean sanos y no contengan ningún elemento alérgico
  • sugiera que los niños no traigan alimentos o bebidas a las fiestas de cumpleaños y encárguese Ud. de organizarlas para todos los niños de la clase

 

 

 

Pedro Vargas
Pedro Vargas
El Dr. Vargas tiene como pasatiempos muy entrañables la lectura y la fotografía. La lectura de biografías, cuento, ensayo, historia y bioética, tema este último que lo lleva a tener una sección en Pediátrica de Panamá, la revista científica de la Sociedad Panameña de Pediatría. El paisaje urbano, el retrato, la Naturaleza son sus temas favoritos. La fotografía es un instrumento para ver la vida, su interés primordial, como dijera Henri Cartier Bresson alguna vez: “La fotografía no es nada, es la vida lo que me interesa a mí.”

Deja un comentario