Mi dolor se hizo aroma

Paperas, ¿ahora?
7 febrero, 2017
A Ricardo Arias Calderón
15 febrero, 2017

Mi dolor se hizo aroma

Mi dolor se hizo aroma

 

Lo ví alejarse, desde lejos,

Lentamente

Y su luz iba creciendo

 

Mi dolor no se agotaba

 

En el horizonte

La Patria siempre a su alcance

Le exigía más para alcanzarla

 

Como un astro incandescente

En la inmensidad del espacio

Y la creciente densidad del tiempo

 

Mi dolor no se agotaba

 

Los años eran años de tinieblas

La luminosidad y el calor

De sus actos embriagaban

 

Como cuando se enfureció por los pobres

Como cuando se creció frente a la injusticia

Como cuando se irguió valiente por la libertad

 

Mi dolor no se agotaba

 

Ni el cielo quiso ver

Su partida cruenta y lenta

Apagó todas las luces

 

Se enfurecieron las trompetas

Y del canto se sumaron al silencio

Ahogaron el estruendo, no la tormenta

 

Mi dolor no se agotaba

 

“Habla pueblo, habla

Tuyo es el mañana…

Habla y no permitas

Que te roben tu palabra”

 

Soplaron frente a mi ventana

Los pájaros una brisa

Y su trino repetía sus palabras

 

Mi dolor no se agotaba

 

A cada casa entró la noticia

De ellas salió una lágrima

Y el coraje para vencer la noche

 

El contubernio con el delito

La delación y la mentira

La impunidad del privilegio

 

El golpe del martillo

Sobre los pobres e indefensos

La mano abierta del ladrón

 

La corbata del mamarracho

El cuello alto mal lucido

La hiel de bocas hartas de odios

 

 

Mi dolor se hizo aroma

 

 

14/2/2017

A la memoria de Ricardo Arias Calderón,

el amigo, el maestro, la inspiración de ciudadanía

 

 

Pedro Vargas
Pedro Vargas
El Dr. Vargas tiene como pasatiempos muy entrañables la lectura y la fotografía. La lectura de biografías, cuento, ensayo, historia y bioética, tema este último que lo lleva a tener una sección en Pediátrica de Panamá, la revista científica de la Sociedad Panameña de Pediatría. El paisaje urbano, el retrato, la Naturaleza son sus temas favoritos. La fotografía es un instrumento para ver la vida, su interés primordial, como dijera Henri Cartier Bresson alguna vez: “La fotografía no es nada, es la vida lo que me interesa a mí.”

Deja un comentario