Embarazos precoces y abortos en el mundo en desarrollo

Un bisturí necesario
24 mayo, 2017
Violencia sexual contra las niñas en Panamá
25 mayo, 2017

Embarazos precoces y abortos en el mundo en desarrollo

 

La sexualidad sana y bien entendida, aquella que se logra mediante una formación integral, basada en conocimientos vertidos por la biología y la sociología, estructurada en la ética y moral del comportamiento, y, divorciada de infundados slogans, es un instrumento de bienestar y felicidad.

 

Por eso, rechazo y me molestan las consecuencias de una sexualidad manipulada por la ignorancia o impuestas por la superioridad artificial o real entre los individuos. Una de ellas, los embarazos precoces o en niñas.

 

En el año 2016, se estimó en 545 millones el número de embarazos en niñas adolescentes, entre los 10-14 años de edad, que ocurrieran en todo el mundo[1]:

 

  • 63%   (346 millones) en Asia
  • 26%   (143 millones) en África
  • 10%   (56 millones) en Latinoamérica y el Caribe

 

 

Este grupo de adolescentes muy jóvenes constituyen casi la mitad de los 1,200 millones de los adolescentes entre 10-19 años y 8% de la población total mundial. Esto obliga a dirigir la atención y esfuerzos a la salud sexual y reproductiva de los más jóvenes y sus necesidades. Esta población de adolescentes muy jóvenes es una de las poblaciones que goza de mejor salud, la más sana. Es también la que experimenta cambios muy rápidos y significativos de su desarrollo sexual, físico, cognitivo, emocional y social. Toda clase de influencias individuales, interpersonales, colectivas y de la comunidad como de los eventos sociales y económicos de las regiones que habitan influyen en este grupo en crecimiento y desarrollo.  En estas edades comienza la pubertad y el desarrollo sexual. Con esto, la experimentación de la sexualidad aparece en forma agresiva y florecen las relaciones premaritales, entre la curiosidad y la coerción, con sus consecuencias.

 

Esto sabemos de un estudio realizado en más de 100 países en desarrollo, que arrojó los siguientes datos:

 

  • La mayoría de los adolescentes más jóvenes no han tenido coito sexual, pero algunos ya se han besado, abrazado y han experimentado caricias íntima, sexo oral y sexo anal
  • Algunos adolescentes en este grupo han tenido relaciones sexuales
  • Para muchas, el primer coito fue el producto de la coerción violenta
  • En el último año, entre 3% y 23% de las adolescentes mujeres entre 13-17 años fueron violentadas sexualmente y, entre los varones, un 0% a 13% de ellos
  • La proporción de adolescentes mujeres casada antes de los 15 años varía de menos de 1% a un 24% y se relaciona con la región, la residencia y el estado de bienestar económico
  • Alrededor de 777,000 nacimientos se produjeron en estas regiones de mujeres adolescentes jóvenes
    • 58% en África
    • 28% en Asia
    • 14% en Latinoamérica y el Caribe

 

  • No existe evidencia de si estas adolescentes u otras tiene acceso a los servicios de salud reproductiva y sexual, incluyendo la contracepción
  • Sin embargo, la existencia de las barreras legales, culturales y estructurales en estos países pone de manifiesto que este acceso no existe
    • que de igual manera que no hay acceso a la educación, no hay acceso a una óptima salud sexual y reproductiva
    • los adolescentes más jóvenes no pueden tomar las mejores decisiones con respecto a su sexualidad
  • de estas circunstancias se desprende que la escuela primaria es particularmente valiosa para iniciar una educación comprensiva de la sexualidad humana, especialmente si reconocemos que más del 80% de los niños entre 10-14 años atienden la escuela primaria

 

 

 

Entre los años 2002-2014 se estudiaron las características de la población femenina que se hicieron abortos clandestinos en 28 países de bajos y medianos ingresos: 5 en el África, 13 en Asia, 8 en Europa y 2 en Latinoamérica y el Caribe. Esta situación, que habla por embarazos no deseados y por prácticas inseguras y no higiénicas del aborto, reconoce que paralelo al hecho de que las niñas van más tiempo a la escuela y más mujeres trabajan fuera del hogar, está la desproporcionada presencia de abortos ilegales en el grupo de edad de mujeres entre los 20-29 años de edad. En los países asiáticos y europeos estudiados se reveló también un número desproporcionado de abortos en mujeres entre los 35-39 años de edad. Ahora cada país tuvo características particulares y así en 11 de 12 países asiáticos, entre 73%-85% de los abortos ocurrieron en mujeres que ya tenían dos o más hijos. Y, sin embargo, en Nepal, solamente 1/3 parte de los abortos ocurrió en este grupo etario de mujeres.

 

A pesar de algunas variaciones, el denominador común fue que mujeres de cada grupo social y demográfico se practicaron abortos no importara que fuera en países donde está restringido. El 86% de todos los abortos en el mundo ocurren en países con ingresos bajos y medianos.

 

Es urgente que los gobiernos hagan conciencia de su obligación de otorgar los instrumentos de educación y formación apropiados a los jóvenes, para asegurar una sexualidad y reproducción sanas y generadoras de bienestar y felicidad.

[1] Woog V and Kagesten A: The Sexual and Reproductive Health Needs of Very Young Adolescents Aged 10-14 in Developing Countries: What Does the Evidence Show? Guttmacher Institute Report, May 2017

Pedro Vargas
Pedro Vargas
El Dr. Vargas tiene como pasatiempos muy entrañables la lectura y la fotografía. La lectura de biografías, cuento, ensayo, historia y bioética, tema este último que lo lleva a tener una sección en Pediátrica de Panamá, la revista científica de la Sociedad Panameña de Pediatría. El paisaje urbano, el retrato, la Naturaleza son sus temas favoritos. La fotografía es un instrumento para ver la vida, su interés primordial, como dijera Henri Cartier Bresson alguna vez: “La fotografía no es nada, es la vida lo que me interesa a mí.”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.