Cesárea, ¿una necesidad o una moda?

Mellizos!! Qué belleza!
30 julio, 2015
Labor y parto a pretérmino
1 agosto, 2015

La cesárea es un procedimiento quirúrgico –el más común de los procedimientos quirúrgicos mayores, entre mujeres, en los EEUU– y, como tal, no está exenta de complicaciones.  Su indicación debe superar los riesgos, tanto de la madre como del producto o productos de la gestación.

 

Existen hospitales privados donde la incidencia de cesáreas anda por encima del 80% de los nacimientos mientras que en los hospitales públicos, sus cifras son significativamente inferiores.  En los EEUU, la incidencia de cesáreas anda alrededor de 1/3 de los nacimientos (31.1%, en 2006) .  En 1996, esa incidencia era de 20.7%, lo que implica un aumento de 50% en 10 años.  Cerca del 60% del aumento de cesáreas entre 1996 y 2004 fue el resultado de cesáreas primarias o de primera vez.  Una primera cesárea prácticamente indica un nacimiento subsiguiente por la misma vía quirúrgica; a pesar de que con cesáreas repetidas es superior la morbilidad y mortalidad de las mujeres embarazadas y sus bebés cuando se comparan con las de cesáreas y partos vaginales en mujeres que no han tenido cesáreas anteriormente.  Por ejemplo, el riesgo de tener una retención de la placenta (placenta ácreta) después del nacimiento es -en un estudio citado en la literatura- 2.4 (1.3-4.3) veces mayor para una tercera cesárea y 9.0 (4.9-16.7) veces mayor para una cuarta cesáreas.  Más preocupante aún, en los Estados Unidos, ha sido la consideración de que el aumento en la frecuencia de nacimientos por cesáreas está dado significativamente por  (1) cesáreas sin indicación médica, y, (2) cesáreas por solicitud materna.

Hoy se hace un esfuerzo por disminuir estas cifras por debajo del 25%.  El parto vaginal después de cesárea ha sido uno de los factores que ha incidido en la disminución de los nacimientos por cesáreas, como un ceñirse más estrictamente a las indicaciones médicas válidas. 

Hay claras razones médicas para nacer por operación cesárea. Entre ellas: (1) El embarazo múltiple.  Aunque mujeres con embarazos de mellizos pueden dar nacimiento a sus bebés por vía vaginal, más de estos embarazos y aquellos de orden múltiple (3 o más bebés) terminan por vía quirúrgica.  (2) Falla o detención del progreso de la labor.  (3) Preocupación por la salud del bebé, manifiestos durante la monitoría fetal o como en casos de compresión del cordón umbilical o su prolapso a través del cérvix uterino.  (4) Problemas de la placenta, como son la placenta previa que se inserta muy bajo en el cuello uterino obstruyendo el descenso del bebé o facilitando que se desprenda prematuramente, lo que afecta seriamente la oxigenación del bebé. (5) La  historia de una cesárea anterior, porque no todas estas mujeres tendrían indicación o éxito en un ensayo de labor de parto. (6) La solicitud materna para cesárea, aún cuando el parto vaginal es una opción, ya sea por temor al dolor o a secuelas posteriores genitourinarias del parto vaginal. (7) La presentación de nalgas del bebé. (8) Un bebé muy grande para su edad gestaciones. (9) Infección materna como el herpes genital activo o la infección por el virus de inmunodeficiencia humana. (10) La enfermedad materna debilitante o complicada, como la diabetes o la presión alta.

 

Las cesáreas, como cualquier otro procedimiento quirúrgico mayor, tiene riesgos conocidos.  La mayor parte se pueden resolver y suelen ocurrir raramente:

  • infección uterina, de otros órganos pélvicos o de la incisión (herida) quirúrgica
  • pérdidas importantes de sangre materna, algunas de las cuales requieren transfusiones sanguíneas
  • formación de coágulos o trombos en la región pélvica, en las extremidades inferiores o en los pulmones
  • perforación intestinal o de la vejiga urinaria durante el procedimiento
  • reacción adversa a medicamentos o anestésicos utilizados durante la cesárea

 

Consulte ampliamente a su médico obstetra sobre las cesáreas y el nacimiento de su bebé mediante esta vía.

Pedro Vargas
Pedro Vargas
El Dr. Vargas tiene como pasatiempos muy entrañables la lectura y la fotografía. La lectura de biografías, cuento, ensayo, historia y bioética, tema este último que lo lleva a tener una sección en Pediátrica de Panamá, la revista científica de la Sociedad Panameña de Pediatría. El paisaje urbano, el retrato, la Naturaleza son sus temas favoritos. La fotografía es un instrumento para ver la vida, su interés primordial, como dijera Henri Cartier Bresson alguna vez: “La fotografía no es nada, es la vida lo que me interesa a mí.”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.