Signos de saciedad – Alimentación del bebé e infante

OBESIDAD EN NIÑOS
24 junio, 2015
CALOR: calambres, agotamiento, golpe
26 junio, 2015

Signos de saciedad – Alimentación del bebé e infante

La obesidad se previene desde la primera decisión de alimentar a su bebé.  La leche materna no es solamente una fuente de óptima nutrición para el bebé sino que es una forma de seguro contra la obesidad, reduciendo este riesgo.  

Quizás el hecho incuestionable que mediante la lactancia del bebé del pecho materno -no la leche materna ordeñada- el niño succiona el tiempo que requiere para saciarse y solicita ser atendido cuando es el nuevo momento para volver al alimento sea la razón desconocida por la cual la lactancia materna reduce el riesgo de obesidad en los niños.

 

Hay señales que los niños nos dan para decirnos que ya están saciados. Insistir, a pesar de ellas, produce vómitos, no por reflujo sino por relleno.  Por ser de importancia práctica, aquí enumero, tomado de Pediatric Obesity, un libro publicado por la Academia Americana de Pediatría y cuya autoría es de la Dra. Sandra G. Hassnick, una serie de signos que deben ser reconocidos como signos de saciedad.

 

  • 4-12 semanas        deja el pezón espontáneamente           

                                             mueve la cabeza para otro lado

                                             cierra la boca cuando le presentan el pezón

hace lenta la succión

                                             se duerme 

 

  • 16-24 semanas     muerde el pezón

                                             se tapa la boca

                                             se vira o voltea

                                             grita o llora si se le insiste

                                             se distrae con otras cosas

                                             no muestra interés en comer

                                             suelta el pezón y retira la cabeza

 

  • 28-36 semanas    se cambia de posición

                                             manotea

                                             no abre la boca

                                             juega con la cuchara 

                                             dice “no” con la cabeza

 

  • 40-52 semanas     hace todo lo anterior

                                             le devuelve la mamadera a quien lo alimenta

                                             escupe

 

Siga las curvas de crecimiento, el progreso que hace su bebé o su niño basado en datos objetivos.  No escuche al vecino o al familiar, cuya experiencia es otra o cuyo conocimiento es deficiente o anecdótico.  El balance calórico o de energía es lo que resulta en desnutrición o en obesidad; el origen de las calorías, si por carbohidratos (azúcares) o proteínas (carnes y granos) o grasas, es importante en una ganancia saludable o no de peso; antes que un valor numérico bruto -como el peso o el número de calorías ingeridas- la obesidad suele ser el producto de una pobre alimentación o malos hábitos de alimentación, que suelen enseñarse o, como digo yo, “heredarse”.

Pedro Vargas
Pedro Vargas
El Dr. Vargas tiene como pasatiempos muy entrañables la lectura y la fotografía. La lectura de biografías, cuento, ensayo, historia y bioética, tema este último que lo lleva a tener una sección en Pediátrica de Panamá, la revista científica de la Sociedad Panameña de Pediatría. El paisaje urbano, el retrato, la Naturaleza son sus temas favoritos. La fotografía es un instrumento para ver la vida, su interés primordial, como dijera Henri Cartier Bresson alguna vez: “La fotografía no es nada, es la vida lo que me interesa a mí.”

Comments are closed.