DRONES QUE BUSCAN FIEBRE, ¿LA FIEBRE DEL ORO?

MÁSCARA FACIAL POR LA FAMILIA Y AMIGOS
18 julio, 2020
ZINC Y COVID-19
22 julio, 2020

 

La “cosota” es creer que se le puede poner un sensor para detectar temperaturas a un dron[1] y resuelto el problema de la pesquisa por SARS-CoV-2.  Eso se lo hacen creer los expertos en negocios y la industria de drones a autoridades distraídas.

 

Hoy todavía, no hay evidencia de que estos drones para detectar fiebre sean eficientes y hagan el trabajo para reconocer algún síntoma de potenciales pacientes de COVID-19.

 

Existen 2 tipos de sensores para detectar fiebre con el uso de drones:

  1. Termográfico
  2. Visión computarizada

 

  1. Termográfico

El sensor termográfico utiliza cámaras infrarrojas que buscan signos de temperatura elevada en las temperaturas cutáneas humanas.  Este sensor detecta la radiación infrarroja emitida por un objeto y la convierte las lecturas en imágenes. Los objetos cálidos o calientes se muestran rojos, y los fríos o más fríos se muestran azules[2].

 

El uso de cámaras termogáficas es primariamente para inspeccionar infraestructuras.  En medicina, los escáneres y las cámaras termográficas se utilizan para estimar la temperatura individualmente, a nivel de la superficie de la piel de la persona[3].  Pero aún que se utilicen, (1) su confiabilidad no ha sido probada, y, (2) la pesquisa de temperaturas no ha demostrado ser confiable para detectar individuos potencialmente enfermos.

 

No tenemos por qué extrañarnos que quienes usan drones para detectar fiebre y quienes los fabrican, digan algo diferente.  Aún no hay, en la literatura científica, data para afirmar o negar su utilidad para rastrear síntomas de COVID-19.  Sin embargo, sí existe literatura científica sobre la confiabilidad de las imágenes térmicas y, como otros han señalado, la evidencia no es buena para los drones[4].

 

Las cámaras termográficas deben tener la capacidad de ver un determinado número de pixeles en la cara de la persona para hacer con certeza, una lectura.  Para ello, la cámara tiene que estar muy cerca del sujeto para capturar suficiente número de pixeles en un área determinada y muy pequeña. Uno de los líderes en la fabricación de estas cámaras señala que su cámara debe usarse a no más de 1.0-1.6 metros del sujeto, para dar lecturas consistentes y reproducibles.  Esta aproximación no es adecuada con drones. Volar los drones tan bajo sobre las personas, aparte de agregar un asunto de seguridad, no resuelve este problema, y debiera estar prohibido hacerlo.

 

Además, otros problemas tienen que resolverse: la temperatura afuera, el clima, los vientos y la estabilización de la cámara.  Un estudio publicado el año pasado[5] examinó la precisión de las lecturas de la cámara termográfica de drones con propósitos no médicos y encontró diferencias de ± 5 grados Celsius, probablemente debidos a los vientos y los cambios de temperatura ambiental.  Esta variación es muy grande cuando se quiere determinar temperatura humana.  La oficina del FDA[6] de los EEUU recomienda que los aparatos para medir temperaturas en humanos tengan una certeza de ± 0.5 grados Celsius.

 

Tampoco se ha esclarecido si es posible hacer una pesquisa cierta por fiebre a muchas personas en movimiento o estacionarias, en un solo momento.  La aprobación de esta tecnología es exclusivamente para hacerse en forma individual, un sujeto al tiempo[7].

 

 

  1. Visión computarizada

Este es el otro tipo de pesquisaje por dron y basado en visión computarizada, que sería capaz de medir no solo la temperatura febril, sino también la frecuencia cardíaca, la frecuencia respiratoria, la proximidad a otros, tos.  Este tipo de dron lo construye una compañía canadiense.  La compañía anunció que la detección de condiciones infecciosas se podría hacer desde una distancia de 300 pies o 120 metros; la policía de Daytona Beach, en la Florida, lo usó, hasta que se encontró una serie de denuncias y demandas de los ciudadanos, para quienes la vigilancia de la salud no es un asunto policial.  Ojalá que esto no llegue tan pronto a los oídos y ojos de nuestros empresarios y autoridades.

 

No nos debe sorprender -y lo estamos viviendo aquí- que esta crisis sanitaria mundial ha despertado apetitos e imaginación, revelado intereses como también aprendizajes no inmaculados, e inaugurado procedimientos de compañías e investigadores para tecnologías no probadas y por tanto, no garantizadas, de altísimos costos y riesgos.   Por lo pronto, no hay en la literatura científica sin conflicto de interés con la industria, una recomendación con probada evidencia, para usar drones para detectar personas con fiebre.  Quizás detectar aglomeraciones o reuniones desautorizadas podría contribuir al manejo de la movilización y distanciamiento, siempre y cuando la autoridad tenga cómo aproximarse con eficiencia al lugar de los hechos.

 

 

[1] What Are Drone Thermal Imaing Cameras Used For? Adorama’s 42West. February 10,2020

[2] Jeff Tyson: How Night Vision Works. HowStuffWorks

[3] Richard Borsuk: Asia Adopts Thermal Imaging To Spot Travelers With SARS. The Wall Street Journal. July 20, 2020

[4] Faine Greenwodd: Why Fever-Detecting Drones Won’s Help Spot Potential COVID-19 Patients. Science the Wire. 23/05/2020

[5] Kelly J, Kljun N, Olsson P-) et al: Challenges and Best Practices for Deriving Temperatura Data from an Uncalibrated UAV Therma Infrared Camera. Remote Sens. 2019, 11(5), 567; https://doi.org/10.3390/re 11050567

[6] Enforcement Policy for Telethermographic Systems During the Coronavirus Disease 2019 (COVID-19) Public Health Emergency. Guidance for Industry and Food and Drug Adminstration Staff. Apri 2020

[7] International Organization for Standardization: ISO/TR 13154:2017(en) Medical electrical equipment – Deployment, implementation and operational guidelines for identifying febrile humans using a screening thermograph.

Pedro Vargas
Pedro Vargas
El Dr. Vargas tiene como pasatiempos muy entrañables la lectura y la fotografía. La lectura de biografías, cuento, ensayo, historia y bioética, tema este último que lo lleva a tener una sección en Pediátrica de Panamá, la revista científica de la Sociedad Panameña de Pediatría. El paisaje urbano, el retrato, la Naturaleza son sus temas favoritos. La fotografía es un instrumento para ver la vida, su interés primordial, como dijera Henri Cartier Bresson alguna vez: “La fotografía no es nada, es la vida lo que me interesa a mí.”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.