«LA PANDEMIA LA PARAS TÚ»

¿FALSOS POSITIVOS EN TOCUMEN?
19 noviembre, 2020
¿VACUNAR PARA COVID-19?
25 noviembre, 2020

 

Realmente, es algo más que ese slogan.  Se requiere un alto sentido de ciudadanía y civismo, conocimientos y formación, claridad de conceptos.

 

Hoy, sin vacuna contra el SARS-CoV-2, la protección es higiénica:

 

  • Uso masivo de máscara facial, nariz y boca
  • Disponibilidad para hacernos pruebas, disponibilidad grande que facilite hacer diagnósticos prontos y oportunos que evitarán la diseminación de la infección
  • Búsqueda y localización (“trazabilidad”) de contactos, en gran escala para determinar riesgos de infección e infectados
  • Aislamiento doméstico voluntario e individualizado

 

 

Si enfermamos muchos, no se abren los negocios, la economía no se recupera.  Una economía robusta, no previene la infección humana.  Si el infectado se aísla voluntariamente, no hay lugar para cuarentenas ni para cerrar todos los negocios, las industrias, las empresas, y las escuelas.  Los individuos sanos tendrán mejor oportunidad de no enfermar y continuar sus actividades cotidianas, guardando las medidas de higiene que le protegerán.  El aislamiento voluntario doméstico para el contacto de un infectado sirve para no infectar a otros mientras aclara su situación de infectado o no infectado.

 

Hacerse pruebas permitirá conocer quién tiene y quién no tiene la infección. Junto con la búsqueda y localización de contactos e infectados se logra cerrarle el paso al virus que se disemina fácilmente y de forma silenciosa.  El contacto de un infectado también ha hecho otros contactos que pueden ya estarlo.  Si un contacto resulta positivo y no se aísla voluntariamente, él o ella seguirá infectando a sus contactos de forma exponencial y las cifras de infectados y enfermos aumentarán y solo queda, para resolver esto parcialmente, la cuarentena y el cierre de toda la ciudad. Este aislamiento domiciliario doméstico, voluntario e individualizado,  probablemente no requiere ser por más de 7-10 días.

 

La primera línea de defensa es la máscara facial, que significa que cubre la nariz y la boca.  Que además protege a quien la usa y protege a las personas a su alrededor. Es una medida tan sencilla y tan probada su eficacia, que no se puede entender su rechazo.  En la escuela todos deben usar la máscara y guardar la distancia de 2m entre uno y otro.  En una reunión social o en un restaurante, en un templo religioso o en una graduación escolar, tampoco debe dejarse sin cubrir la boca y la nariz, con una máscara facial.

 

Algunas personas consideran que estas medidas atentan contra la libertad. Lo cierto es que hay muchas medidas que podrían considerarse como tales, por ejemplo, ajustarse el cinturón de seguridad en el auto, obedecer la luz roja del semáforo, no fuma en lugares cerrados, no vender bebidas alcohólicas a menores, respetar las líneas blancas para los peatones en las calles, y no se consideran así.  La libertad mía llega hasta donde mis actos atentan contra la libertad del otro, y, en salud pública, hasta donde atentan contra la salud del otro.

 

Es muy sencillo utilizar estos 4 consejos para detener los números crecientes de infectados y enfermos, de muertos y de personas con secuelas de por vida, pero, además, para reactivar la economía del país y de cada individuo.

 

 

 

 

 

Pedro Vargas
Pedro Vargas
El Dr. Vargas tiene como pasatiempos muy entrañables la lectura y la fotografía. La lectura de biografías, cuento, ensayo, historia y bioética, tema este último que lo lleva a tener una sección en Pediátrica de Panamá, la revista científica de la Sociedad Panameña de Pediatría. El paisaje urbano, el retrato, la Naturaleza son sus temas favoritos. La fotografía es un instrumento para ver la vida, su interés primordial, como dijera Henri Cartier Bresson alguna vez: “La fotografía no es nada, es la vida lo que me interesa a mí.”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.