Mellizos!! Qué belleza!

Una cesárea, ¿siempre cesárea?
30 julio, 2015
Cesárea, ¿una necesidad o una moda?
31 julio, 2015

Mellizos!! Qué belleza!

Los embarazos de mellizos pueden transcurrir sin ningún problema, como un embarazo de feto único o bebé único.  Sin embargo, los embarazos de mellizos presentan problemas a la madre y a los niños; se requieren cuidados especiales durante la vigilancia de la gestación; y, se va a necesitar ayuda extra, una vez nazcan.

 

Hace 35 años, 1 de cada 55 nacimientos eran de mellizos; hoy, 1 de cada 31.  La diferencia la marca la tecnología de los tratamientos de fertilización.  

Es aceptado que tener mellizos es algo que se ve más en familias con mellizos que en familias sin mellizos.  Pero, el factor más importante en la génesis o producción de embarazos de mellizos es la edad materna.  Las mujeres arriba de los 30 años de edad tienen mayor posibilidad de tener embarazos de mellizos y esto quizás porque a lo largo y al final de los 30 años de edad, la mujer usualmente ovula más de una vez por ciclo menstrual.  Ahora, aquellas mujeres en tratamientos por infertilidad, particularmente las que escogen la fertilización in vitro tienen una posibilidad superior de tener embarazos de múltiples, como el de los mellizos.

Usualmente el diagnóstico se puede hacer por ultrasonido obstétrico del primer trimestre pero es bien conocido que, con embarazo de mellizos, la mujer embarazada tiene malestares más temprano y más severos, gana peso más rápido y nota más temprano el crecimiento de sus pechos.  

Las necesidades nutricionales son superiores en la mujer que lleva un embarazo de mellizos porque se necesita una mayor fuente de energía y nutrientes.  La ganancia de peso de esta mujer es más temprano y más rápida y mayor que con embarazos sencillos.  Las mujeres que inician el embarazo con un peso normal, deben ganar entre 37 y 54 libras en el embarazo.  Durante la primera mitad del mismo, ganan alrededor de 1 libra por semana; y, en la segunda mitad del embarazo ganan algo más de 1 libra por semana.  Si comienza el embarazo con bajo peso, debe ganar más peso durante la gestación.  Si lo comienza con mucho peso, debe ganar menos peso durante el embarazo.  Por motivo del embarazo de mellizos, la mujer embarazada debe ingerir unas 400-600 calorías extras, diariamente.  Sus requerimientos de hierro y ácido fólico le previenen anemia.  

Hacer actividad física y ejercicios cada día no es diferente para la mujer con mellizos que para la mujer con embarazos sencillos.

Las visitas al obstetra suelen ser más frecuentes para vigilar de cerca el crecimiento apropiado de los dos bebés, que no crecen de forma idéntica, ni siquiera porque sean mellizos idénticos.  Esto suele hacerse midiendo periódicamente, incluso cada mes, la altura del abdomen y por ultrasonografía fetal.  La evaluación del cuello o cérvix uterino es un instrumento que le permite al obstetra alertarse sobre la posibilidad de que el embarazo no completaría las 37 semanas de gestación, por ejemplo.  Las pruebas de no stress (NST) y el perfil biofísica suelen hacerse con más frecuencia durante estas gestaciones de mellizos.  El perfil biofísico revela la condición de bienestar de los bebés como las condiciones del medio donde crecen.

Siempre hay una diferencia de peso entre los mellizos mientras crecen en el útero grávido.  También hay alguna discordancia en la talla.  Pero, cuando esas diferencias son sostenidas y marcadas, el embarazo podría ser interrumpido prematuramente, con lo cual se aumentan los riesgos de dificultades neonatales para ambos niños.  En mellizos discordantes siempre debe sospecharse la posibilidad de un síndrome conocido como Sindrome de transfusión de feto a feto, que puede revestir gravedad y urgencia del manejo, incluso tratamiento intrauterino.

Los embarazos de mellizos no solo tienen un bebé más que los embarazos sencillos sino que también tienen más riesgos de complicaciones.  Son más frecuentes (1) la labor prematura y el riesgo de prematuridad; (2) el desarrollo de toxemia del embarazo, ya sea como pre-eclampsia o como eclampsia; (3) la aparición de la diabetes gestacional, que implica un mayor riesgo materno de desarrollar diabetes mellitus, en el futuro; o el de un crecimiento exagerado de los bebés, con mayores riesgos intrauterinos y postnatales, que aquellos para los de mellizos cuyo metabolismo del azúcar materno es normal o está bien controlado; (4) los defectos morfológicos o estructurales, genéticos o no.

¿Cómo reconocer signos de amenaza de parto prematuro?  Es importante que lo aprenda, porque el aviso temprano a su médico podría detener el curso de esa amenaza y los riesgos del nacimiento prematuro.  Estos son algunos de los signos y síntomas de una amenaza de parto prematuro:

  • cambio en el flujo vaginal que se hace más aguada, mucoide y sanguinolenta
  • aumento en la cantidad de flujo vaginal
  • presión pélvica o en el abdomen inferior o bajo
  • dolor necio, constante aunque leve, en la espalda
  • cólicos abdominales con o sin diarrea
  • contracciones uterinas frecuentes o regulares o “endurecimiento” del abdomen, indoloro a menudo (entre 4 veces cada 20 minutos a 8 veces en una hora por más de una hora)
  • ruptura de las membranas o bolsa de las aguas

 

Si bien es cierto que los embarazos de mellizos pueden llegar al término de la gestación, es decir a las 37 semanas y más, también es cierto que si nacen entre las 37 semanas y las 38 semanas y 6 días (términos tempranos) no están libres de problemas respiratorios y alimenticios; como ocurre también en los prematuros tardíos, aquellos niños que nacen entre las semanas 34 y 36-6/7.    Trate de llegar lo más lejos posibles de la gestación de su embarazo de mellizos.  No es cierto que los mellizos tienen que nacer a las 37 semanas o menos.  Lo que no debe hacerse desde el inicio de un embarazo de mellizos es poner “fechas de cumpleaños” porque esto aumenta el riesgo de extraer del lecho materno bebés inmaduros, cuya vida y desarrollo posterior pueden ser afectados negativamente y, cuyas estadías hospitalarias son costosas emocional y financieramente.   

Los mellizos pueden  nacer por vía vaginal.  Esto depende de la posición de cada bebé, del peso o tamaño de cada uno de ellos, de la salud de la madre, del progreso de la labor del parto, del estado de salud de los niños y de la experiencia de quien atiende el parto o nacimiento.  Hoy día, un embarazo gemelar o de mellizos en una mujer embarazada por primera vez, casi que rutinariamente termina en operación cesárea.  Esto no es necesario.  Su obstetra debe considerar otros factores y ver los riesgos de ofrecerle un parto vaginal a pesar de esta situación.  Pero, en este tipo de situación, la terminación del embarazo por vía quirúrgica suele ser frecuente.

 

Ud. va a necesitar descansar cada vez que sea posible y descansar bastante, una vez hayan nacido sus bebés mellizos.  La alimentación del pecho materno es posible pero requiere una organización muy propia.  Sea realista.  Algunas madres prefieren alimentarlos al mismo tiempo, simultáneamente, uno en cada pecho; otras prefieren turnar el orden de la alimentación del pecho de los niños y/o alternarla con alimentación con leche en botella; otras prefieren alimentarlos a horas diferentes.  Cada mamá tiene sus recursos y sus preferencias, pero va a requerir bastante ayuda y no puede descuidarse ella misma.  No olvide alimentarse bien, descansar bastante, gozar sus nuevos bebés.

Pedro Vargas
Pedro Vargas
El Dr. Vargas tiene como pasatiempos muy entrañables la lectura y la fotografía. La lectura de biografías, cuento, ensayo, historia y bioética, tema este último que lo lleva a tener una sección en Pediátrica de Panamá, la revista científica de la Sociedad Panameña de Pediatría. El paisaje urbano, el retrato, la Naturaleza son sus temas favoritos. La fotografía es un instrumento para ver la vida, su interés primordial, como dijera Henri Cartier Bresson alguna vez: “La fotografía no es nada, es la vida lo que me interesa a mí.”

Deja un comentario