LECHE CONTAMINADA Y MENINGITIS

Autismo y MMR: Fraude científico
24 noviembre, 2015
Consumo de marihuana y otros consumos y enfermedades psiquiátricas concomitantes
12 diciembre, 2015

 

         La noticia hoy la hacemos todos. No es requisito que sea cierta para que se publique. Y nadie es responsable de su origen. Esto todo gracias al Internet.

 

         Hoy me han llegado decenas de notificaciones de que una leche que se vende en el mercado nacional “tiene meningitis”. Es decir, la leche está enferma. Veamos lo serio de la noticia.

 

  1. La noticia se generó a finales de junio en la Argentina, cuando se imputó al consumo de una leche en polvo manufacturada en la Argentina y que no se comercializa en Panamá la muerte de una niña prematura en el Hospital Posadas. La niña murió durante su hospitalización neonatal por prematuridad (26 semanas al nacer unas 6 semanas antes) de una complicación no infrecuente entre estos niños: la enterocolitis necrotizante.
  2. A esta muerte le agregaron 2 muertes más de niños de “7 y 10”, así dice la noticia, y asumo que indica 7 y 10 años de edad; lo que sugiere que no se trata de 3 niños en un mismo lugar.
  3. La bacteria que se encontró en alguna muestra de la leche argentina es el Cronobacter sakazakii. Esta bacteria es un gram negativo (negativa a la tinción de gram, tinción que se utiliza en el laboratorio, entre otros elementos, para separar e identificar bacterias) que existe y sobrevive en condiciones muy secas, como en alimentos secos y en polvo, v.gr., las leches en polvo.
  4. La infecciones por esta bacteria no son frecuentes pero son serias y hasta mortales en pacientes menores de 12 meses de edad, como en pacientes inmunosuprimidos, ya sea por enfermedad o por tratamiento que suprime sus mecanismos de protección y defensa, p. ej., pacientes con SIDA o en tratamiento por cáncer, o recién nacidos prematuros. Este organismo al penetrar en el humano invade el torrente circulatorio por lo que tiene la capacidad de producir septicemia y meningitis, condiciones delicadas y serias; o infecciones urinarias o respiratorias.
  5. Esta bacteria se transmite con el consumo de alimentos contaminados, como es el caso del consumo de leches en polvo contaminadas.
  6. La contaminación de la leche infantil en polvo puede ocurrir en la industria. Es conocido que ninguna leche en polvo, ninguna, es estéril. La leche en polvo no se puede esterilizar. Por lo tanto su contaminación se produce en la industria a partir de la materia prima o cruda, o cuando la leche en polvo se pone en contacto con superficies contaminadas en el ambiente industrial.
  7. Sin embargo, también puede ocurrir esta contaminación en el hogar u otro lugar, durante el proceso de la preparación de las mamaderas o biberones del bebé, o si los envases son abiertos o violados antes de su venta definitiva.
  8. Los brotes de infección neonatal por esta y otras bacterias obligan a una investigación rápida, puntual y seria para abortar las consecuencias de ellas, incluyendo la muerte de los infectados.
  9. En el hogar, por ejemplo, la leche infantil se puede contaminar con el Cronobacter sakazakii u otra bacteria si la cuchara de medir, la tapa de la lata de la leche, la misma mamadera o mamila o el agua para preparar la leche están contaminados.

 

 

En varias ocasiones se han hecho reportes de infecciones con Enterobacter sakazakii asociadas con el uso de fórmulas en polvo contaminadas:

 

  • En abril del 2001 se informó de la muerte de un prematuro de 33.5 semanas en Tennessee, EEUU, en cuyo líquido céfalo raquídeo creció esta bacteria y fue la causa de su meningitis. La investigación exhaustiva entre otros niños de esa Unidad determinó casos confirmados, casos sospechosos, casos colonizados (no infectados). Se encontraron 2 casos sospechosos, 10 casos contaminados, ningún otro caso confirmado. Se revisaron los métodos utilizados para la preparación de las fórmulas. Se optó por no tener fórmulas en polvo y solo dar fórmulas líquidas a los recién nacidos durante su hospitalización neonatal, y en casos estrictamente indicados, la preparación de las fórmulas se le dejó a la farmacia. No hubo más casos.
  • En el año 2008 se reportaron 2 casos de infección en New Mexico en 2 niños fuera del hospital y no relacionados entre ellos, uno murió y el otro sobrevivió con serias secuelas neurológicas por meningitis. La investigación de estos casos enfatizó la recomendación de la lactancia materna y los estrictos cuidados para la preparación de las fórmulas en casa.
  • También se han descritos casos en la Florida, en Illinois, en Missouri, en Oklahoma y en otros lugares.  Menciono estos lugares porque los estudios pertinentes han sido rigurosos en estos sitios, algo en lo que fallamos en instituciones de salud en otras latitudes.

 

Las investigaciones revelan una variedad de información importante. Incluso en situaciones de infecciones en una misma región o lugar, la contaminación de las leches en polvo no es universal, lo que sugiere su contaminación durante el proceso de preparación de las mamaderas para los bebés, como el mecanismo más frecuente de la infestación.

 

 

¿Qué síntomas esperar si su bebé tiene una infección seria de la sangre o de la cubierta del cerebro (meninges) por esta bacteria?

         Lo más probable que los síntomas sean los mismos que encontramos en niños infectados por otras bacterias.  En otras palabras, esta infección particular con el Cronobacter sakazakii no se presenta con síntomas propios.

 

Se puede observar lo siguiente: fiebre, desinterés por tomar la leche, distensión del abdomen, náuseas o vómitos, irritabilidad, llanto incesante, decaimiento marcado, somnolencia marcada.

 

 

         Volviendo a “la noticia” que hoy ha inundado las redes y enloquecido a las madres preocupadas. La totalidad de los casos de infección en niños atribuida a la leche que toman es a partir de la ingestión de leche en polvo y la mayor parte de esas infecciones ocurren por la contaminación de esas leches durante el proceso de preparación de las mamaderas, más que durante el proceso industrial que termina en la leche enlatada. Los casos a los que se ha hecho alusión hoy 9 de diciembre de 2015, se dieron en la Argentina hace 6 meses y aunque se asociaron al consumo de una leche hecha en la Argentina (leche Sancor) -que no se comercializa en Panamá- no se ha podido probar una relación causal con el fallecimiento de 3 niños allá. La referida leche se sacó del mercado por razones de precaución y luego se han agregado otras 2 leches en el listado de alerta, para las cuales no se ha probado ningún caso de infección invasiva en niños lactantes.

 

Consejo Final: Alimente a su bebé con leche del pecho y, si le alimenta con leche artificial, prepare solamente la cantidad que se va a tomar su bebé y désela tan pronto la ha preparado o al poco rato. Si su niño es de los que toma una parte de la mamadera y “descansa” algo antes de terminarla, opte o por preparar menos cantidad o asegurarse que no transcurre más de un tiempo prudente para darle el resto de ella. Ese tiempo prudente puede ser de ½ a 1 hora. Es preferible que deseche la leche que no se toma. Todo el lugar y los instrumentos para la preparación de las mamaderas deben estar estrictamente limpios e higiénicos.

 

Pedro Vargas
Pedro Vargas
El Dr. Vargas tiene como pasatiempos muy entrañables la lectura y la fotografía. La lectura de biografías, cuento, ensayo, historia y bioética, tema este último que lo lleva a tener una sección en Pediátrica de Panamá, la revista científica de la Sociedad Panameña de Pediatría. El paisaje urbano, el retrato, la Naturaleza son sus temas favoritos. La fotografía es un instrumento para ver la vida, su interés primordial, como dijera Henri Cartier Bresson alguna vez: “La fotografía no es nada, es la vida lo que me interesa a mí.”

Deja un comentario