Fototerapia no es inocua

Bilirrubinas, sol y fototerapia
7 marzo, 2016
Asma bronquial, una enfermedad crónica
15 marzo, 2016

Fototerapia no es inocua

La fototerapia es la forma más frecuente para el manejo de la ictericia o la hiperbilirrubinemia del recién nacido.  Su uso tiene grandes beneficios y ahorra, en no pocas ocasiones, la necesidad de procedimientos no solo más costosos, sino más riesgosos, como lo es la exsanguíneo transfusión o el recambio de, por lo menos, 2 volúmenes de la sangre del recién nacido.

 

Sin embargo, no está exenta de problemas, riesgos o complicaciones.  Es por ello que su indicación es un asunto de médicos, no de vecinos, parientes, consejeros matrimoniales, curas o rabinos, periodistas o novelistas.

 

Sin entrar en un análisis pormenorizado solo quiero presentar algunas de ellas.

  • fiebre 
  • deshidratación
  • trastornos electrolíticos
  • dermatitis lumínica
  • irritabilidad
  • mareos
  • vómitos
  • degeneración retiniana en animales, no probada en humanos
  • pigmentación de la piel del bebé: el Bronze Baby Syndrome o Síndrome de bebé bronceado
  • muerte en pacientes con porfiria eritropoyética congénita no diagnosticada
  • accidentes mecánicos eléctricos o por explosión de los tubos de la luz

 

Es importante señalar que bajo la estricta vigilancia de enfermeras y médicos como de personal hospitalario de ingeniería y electricidad estos infortunios se dan con muy baja frecuencia.

Pedro Vargas
Pedro Vargas
El Dr. Vargas tiene como pasatiempos muy entrañables la lectura y la fotografía. La lectura de biografías, cuento, ensayo, historia y bioética, tema este último que lo lleva a tener una sección en Pediátrica de Panamá, la revista científica de la Sociedad Panameña de Pediatría. El paisaje urbano, el retrato, la Naturaleza son sus temas favoritos. La fotografía es un instrumento para ver la vida, su interés primordial, como dijera Henri Cartier Bresson alguna vez: “La fotografía no es nada, es la vida lo que me interesa a mí.”

Deja un comentario