Erupciones en bebés

Olores en los niños y adolescentes, malos olores
14 diciembre, 2018
«Súbale las defensas»
18 diciembre, 2018

Hoy le comentaba a una mamá “la piel del bebé es muy delicada, más daño se le hace aplicándole cremas y ungüentos para lesiones transitorias que no le molestan sino a su mamá”.  Y esa es la verdad.  En Medicina, y particularmente en Pediatría, no correr a medicar es buena práctica médica, aunque eso implique dedicarle más tiempo a los padres para explicarles por qué.

 

El eritema del recién nacido, antes conocido como eritema tóxico del recién nacido, el acné neonatal, el eczema, la miliaria y la dermatitis de contacto se juntan todos en el mismo rostro del bebé no raras veces.  ¿Cómo lucen? Como una erupción escamosa, rojiza, con resequedad de la piel, con placas de grasa en las cejas y en el cuero cabelludo.

 

El sudor más que el calor alborotan todas estas erupciones.  Por ello, “las abuelas” (por mencionar la tradición) le achacan a la alimentación del pecho su aparición.  Cuando el bebé se pega al pecho materno para su alimentación, ambos sudan, madre e hijo. El sudor es irritante y produce enrojecimiento de la cara e irritación de los granitos, particularmente en la frente, en la nuca y en los hombros.  A esta erupción –que manifiesta el bloqueo de las glándulas de sudor- se le conoce como miliaria y, cuando rojiza, miliaria rubra, miliaria albacuando no se enrojece, cuando son blancas.

 

Pero, el contacto íntimo con la piel de la madre, particularmente perfumada o cubierta con algún talco o crema, también irrita la piel del bebé.  Esta dermatitis de contactoes prácticamente indistinguible de la miliaria. Alrededor de la boca, en los cachetes o pómulos y debajo de la nariz, en la región del bigote, la saliva, los alimentos y las secreciones nasales son las responsables de la resequedad de la piel y de las erupciones localizadas.  Las ronchitas como la resequedad son fáciles de identificar y asociar con el contacto de sustancias irritantes con la piel del bebé.

 

La dermatitis de contacto es difícil de diferenciar del eczema, que es una condición que se conoce en varios miembros de la familia.  La piel es seca y presenta parches ovalados ásperos al tacto.  Algunas lesiones son rosadas, otras tienen una descoloración que se acentúa cuando la piel se expone al sol.  El eczema pica, esa es una de sus características que le diferencian de las otras erupciones que presento aquí.  Evite los jabones líquidos que no son más higiénicos que los jabones en barra y que contienen mucho más ingredientes químicos alérgenos. El eczema dura años en mejorarse.

 

Desde el mismo momento del nacimiento, cuando estamos secando al niño recién nacido debajo de la incubadora abierta en la sala de parto, comenzamos a notar unas manchas rojas, algunas con un punto central elevado, amarillento o blanquecino, a ratos como una vesiculita o globito, que migran y desaparecen de un lugar para aparecer en otro.  No pican.  No duelen.  Es el llamado eritema del recién nacido, “tóxico” se le llamó alguna vez y que puede ir y venir por varias semanas.  No es una alergia y algunos les identifican como “aparentes picaduras de moscas”.

 

Cerca de un 20% o algo más de recién nacidos presentan acné neonatal, usualmente antes de las 6 semanas de vida.  Este acné no se trata, desaparece solo y suele aparecer en la cara más que en otros lugares.  Algunos han empezado a relacionar su presencia como un indicador de acné en la adolescencia pero lo cierto es que no hay relación entre uno y otro.  Algunos niños ya lo traen al nacer y otros lo desarrollan semanas después.  Las lesiones tipo pápulas son algo más grandes que las de las otras formas de erupción que aquí hemos discutido.  A veces hay comedones con el acné neonatal.  Resista la tentación de espicharlas o de tratarlas con cremas o jabones, como se trata el acné del adolescente.

 

Y, la erupción que más confunde y preocupa a losp adres es la melanosis pustular transitoria del recién nacido. Preocupa porque se presenta como granos de pus o pústulas, porque suele ser densa su aparición, y porque se confunde con otra erupción parecida que produce la infestación con  Candida sp., un hongo que se adquiere al paso por el canal vaginal del parto.  La melanosis pustular no se trata ni con antimicóticos (anti hongos) ni con antibióticos.  Suele desaparecer en la primera semana de vida.

 

 

La piel del bebé es muy delicada. No hay que bañar diariamente al niño recién nacido.  Hacerlo cada 2-3 días es apropiado y conserva las secreciones naturales de la piel del bebé, que son su mejor protección y lubricación.  El exceso de agua reseca la piel y la resequedad induce prurito o picazón. Por eso, tampoco es recomendable utilizar lociones, que contienen agua, en la piel de los bebés.  Los aceites son muy calientes y más en nuestro clima. Para humectar la piel del bebé es superior aplicar cremas sin aroma y, sobre la piel húmeda.    12/12/2018

 

Pedro Vargas
Pedro Vargas
El Dr. Vargas tiene como pasatiempos muy entrañables la lectura y la fotografía. La lectura de biografías, cuento, ensayo, historia y bioética, tema este último que lo lleva a tener una sección en Pediátrica de Panamá, la revista científica de la Sociedad Panameña de Pediatría. El paisaje urbano, el retrato, la Naturaleza son sus temas favoritos. La fotografía es un instrumento para ver la vida, su interés primordial, como dijera Henri Cartier Bresson alguna vez: “La fotografía no es nada, es la vida lo que me interesa a mí.”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.