M O C O S

F I E B R E
26 abril, 2018
T O S
26 abril, 2018

M O C O S

A mí, particularmente me gusta el color verde del moco, quizás por identificaciones políticas o ambientalistas.  El moco acumulado o retenido algunas horas en las fosas nasales se oxiday cambia de colores.  Suele aceptarse en la literatura pediátrica que, para que el color importe, se tiene que acompañar de mal olor o sangre, o, está así de colorido por más de 2 semanas.  Entiendo perfectamente que esa espera académica no es empresarial y que los clientes rápidamente migran a otro colega o al conserje para buscar consejo diferente y solución que destiña.  Otra vez, la medicina, la buena medicina, necesita de una consulta personal para escuchar y para examinar.  El teléfono y la capacidad del celular de tomar fotos no es suficiente, aunque sea más barato.

 

El moco nasal solo se limpia y la mejor forma es lavando las fosas nasales con una solución salina normal, ya sea aplicando gotas, lavado con una jeringa o utilizando una lata de spray, carísimas, entre otras cosas.  En algunos casos se hace con algún componente que es más “abrasive”, que “saca mejor el moco”.  Es cierto, pero también lo es que saca otras cosas: células de la epidermis nasal que debieran conservarse y sangre por escoriación.  En niños menores de 3 años debemos ser muy críticos antes de usar estos componentes que “limpian mejor”.

 

Mejor que succionar es lavar.  El succionador tipo perilla –y aléjese del eléctrico- puede no succionar más allá de los cornetes inflamados.  La succión bucal con un instrumento bien construido puede ser algo mejor porque controla la intensidad de la succión y hace menos daño o ninguno.

 

Recuerde, los mocos se producen y liberan en todo el tracto respiratorio, desde las fosas nasales hasta los alveolos, por glándulas especializadas y como parte de un equipo de protección para facilitar la inmovilización de sustancias u elementos intrusos o infecciosos, envolverlos y luego eliminarlos con la tos.  Claro está que si las cantidades del moco son obscenamente abundantes, el moco es muy grueso o denso, y los mecanismos para la limpieza del niño no son eficaces, la acumulación del moco se convierte en un enemigo.  Entonces, hay que actuar.  Pero estas cosas no suelen ocurrir antes de 3-4 semanas de “estar con mocos”.  La sinusitis aguda es una de las condiciones responsables de que el moco nasal no mejore, huela mal y enferme al niño.

Pedro Vargas
Pedro Vargas
El Dr. Vargas tiene como pasatiempos muy entrañables la lectura y la fotografía. La lectura de biografías, cuento, ensayo, historia y bioética, tema este último que lo lleva a tener una sección en Pediátrica de Panamá, la revista científica de la Sociedad Panameña de Pediatría. El paisaje urbano, el retrato, la Naturaleza son sus temas favoritos. La fotografía es un instrumento para ver la vida, su interés primordial, como dijera Henri Cartier Bresson alguna vez: “La fotografía no es nada, es la vida lo que me interesa a mí.”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.