Vacuna contra el virus del papiloma humano

La tecnología entre el niño y la madre
28 junio, 2018
Ser adicto no es una opción
7 julio, 2018

Por considerarlo puntual y bien estructurado, traduzco gran parte del artículo publicado hoy 6 de julio de 2018, en WebMD

 

 

La vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH) es:

  • Segura
  • Eficaz
  • Previene cáncer

 

La infección por el VPH casi nunca causa síntomas, excepto cuando ya está en una fase franca.  Entonces se pueden reconocer verrugas genitales, por ejemplo, o una prueba rutinaria del Papanicolau, revela la infección.

 

El VPH produce en la mujer joven cáncer genital, que compromete la vulva, la vagina, el cérvix uterino y el ano.  En el varón, el cáncer del pene y del ano como de la boca, garganta, amígdalas.  Por eso, la VPH está indicada en ambos sexos desde los 9 años de edad y hasta los 26 años de edad.  Lo que se propone la vacunación es que antes de iniciarse una vida sexual activa, la persona esté ya protegida por la vacunación.

 

Mucho se dice sobre la vacuna que no es cierto. Algunos de esos mitos son los siguientes:

 

Mito:  la VPH causa complicaciones o efectos adversos serios

Esto es falso.  Los efectos adversos más frecuentes son dolor y enrojecimiento en el sitio de la inyección, algunas veces, hinchazón dolorosa.  Algunas personas que son alérgicas al latex o a la levadura podrían tener una reacción alérgica con la vacuna.

 

Mito: el recibir la VPH estimula a tener relaciones sexuales

Varios estudios de investigación han demostrado que la vacunación con el VPH no aumenta el coito ni adelanta o disminuye la edad de su iniciación.

 

Mito:  la vacuna del VPH causa infertilidad

La vacuna del VPH no ha mostrado que afecte la posibilidad de quedar embarazada ni afecta el curso del embarazo.  Por el otro lado, el tratamiento del cáncer cervical uterino sí afecta negativamente las posibilidades de un embarazo

 

Mito:  la vacuna del VPH no es eficiente

Esta es una de las vacunas más eficaces que tenemos. Protege contra el cáncer cervical en un 100% de las vacunadas.  También previene la infección genital, las verrugas genitales, las lesiones precancerosas y otras formas de cáncer en la mujer y en el hombre.  Incluso, en la persona infectada con el VPH, la vacunación no trata la infección actual pero sí ofrece una protección fuerte contra nuevas infecciones por el VPH.

 

Mito: mi hijo/a es muy joven o es muy mayor para recibir la vacuna del VPH

El propósito de vacunar temprano, desde los 9 años, es proteger a la persona de adquirir la infección cuando inicie su vida sexual activa y queda a expensas de exponerse al virus.  La respuesta inmunológica la vacuna del VPH más fuerte se produce en la adolescencia y particularmente, entre los 11 y 12 años de edad.

 

Mito: todo quien recibe la vacuna del VPH tiene que completar 3 dosis

Las primeras vacunas con el VPH requerían 3 dosis. Recientemente la Oficina de Alimentos y Drogas (FDA) de los EEUU ha aprobado el esquema de 2 dosis, tanto para varones como para las niñas.  Si la vacunación se inicia antes de los 15 años, solo se requieren 2 dosis de la vacuna. Entre una y otra habría 6 meses.

 

Es conocido que la respuesta inmunológica más robusta ocurre cuando la vacunación se hace entre los 11 y 12 años de edad.  Quizás la respuesta inmunológica por debajo de los 11 años de edad se asegure o mejore con 3 dosis de la vacuna.

 

 

 

Pedro Vargas
Pedro Vargas
El Dr. Vargas tiene como pasatiempos muy entrañables la lectura y la fotografía. La lectura de biografías, cuento, ensayo, historia y bioética, tema este último que lo lleva a tener una sección en Pediátrica de Panamá, la revista científica de la Sociedad Panameña de Pediatría. El paisaje urbano, el retrato, la Naturaleza son sus temas favoritos. La fotografía es un instrumento para ver la vida, su interés primordial, como dijera Henri Cartier Bresson alguna vez: “La fotografía no es nada, es la vida lo que me interesa a mí.”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.