Embarazos en menores

La JMJ y el Otro
5 enero, 2019
Marihuana y salud
30 enero, 2019

Como cada año que cierra con “Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo”, las palabras se las lleva el viento, y la felicidad y la prosperidad de la niñez se la lleva la impunidad y el crimen.

 

Mientras familiares, médicos y maestros se callan o se esconden, las niñas embarazadas son asoleadas.  Así se defiende la sociedad de su irresponsable manejo de la sexualidad.  Y, lástima y pobre respuesta también, algunas iglesias se apartan o apartan soluciones científicas a un tabú y clara estigmatización de lo referente al sexo. Las soluciones científicas están en los campos de la educación y de la higiene. No es una sola solución protegida en una vaina de latex -ese es un instrumento para evitar embarazos, maternidad precoz, enfermedades de transmisión sexual y muertes, abandono de la escolaridad y fracaso-  las soluciones científicas las encabeza una integral educación sobre la sexualidad humana y un proyecto de salud reproductiva probados en otras latitudes.

 

“De las 34,236 mujeres que ingresaron a control por embarazos durante el año pasado, 10,440 fueron en menores de edad”, de acuerdo a una estadística de uno de las dos columnas de la sanidad nacional, el Ministerio de Salud.  Las cifras de la Seguridad Social no se han hecho públicas, pero deben reflejar una similar tendencia.  Estas cifras significa que el 30.49% de las embarazadas que llegan a los servicios de salud pública de la República de Panamá, son menores de edad.  Tengo que pensar que existe un subregistro.  El hecho de que en la provincia de Los Santos “no se produjo ningún embarazo en menores de edad”, llama la atención.

 

Los análisis por expertos en políticas de salud, sociología y comportamiento humanos ya vendrán.  Pocos los estudiarán y menos, les darán importancia. Ha sido el patrón en una sociedad donde es más fácil dictar conductas que adoptarlas.

 

Yo solo quiero dejar un par de preguntas entre ustedes:   ¿Cuánta pederastia se esconde entre estos embarazos?  ¿Se justifica apuntar a la pobreza y a la ignorancia de las víctimas?

 

Pedro Vargas
Pedro Vargas
El Dr. Vargas tiene como pasatiempos muy entrañables la lectura y la fotografía. La lectura de biografías, cuento, ensayo, historia y bioética, tema este último que lo lleva a tener una sección en Pediátrica de Panamá, la revista científica de la Sociedad Panameña de Pediatría. El paisaje urbano, el retrato, la Naturaleza son sus temas favoritos. La fotografía es un instrumento para ver la vida, su interés primordial, como dijera Henri Cartier Bresson alguna vez: “La fotografía no es nada, es la vida lo que me interesa a mí.”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.